Acerca de IT: Lo bueno, lo malo y lo nuevo del ícono del horror

Por:  Martín Daniel Bárcenas Fernández

Como muchos de los que están por leer este texto, también me considero un fan de IT, así como de otras obras pertenecientes al gran Stephen King. Por esa razón es que quiero compartir mi aproximación de la película, obviamente sin aventar ningún spoiler que pueda arruinar su experiencia en el cine.

Siempre recordaré la noche de la función, no sólo por haber tenido la oportunidad de verla antes que muchas personas, sino porque todo ocurrió durante la lluvia, como en el inicio de la novela. Acudí con el nivel de expectativa más bajo posible y deben creerme cuando les confieso que fue difícil, porque las críticas en Estados Unidos ya habían comentado genialidades al respecto.

De un modo u otro, logré disfrutar mucho de la experiencia y ahora quisiera resolver dudas que ustedes seguramente llevarán antes de sentarse a ver el filme.

Comencemos por hablar de lo fiel que es al libro

IT - Escena de Neibolt Street

Hasta ahora, debo confesar que he leído la novela tres veces y que en cada ocasión termino sorprendido, porque siempre encuentro detalles que se me escaparon antes. De hecho, habían pasado tan sólo dos meses desde la última vez que reviví las atrocidades de Pennywise, así que estaba totalmente fresco para escribir un poco acerca de la cinta.

Lo cierto es que la película me dejó muy satisfecho en un par de aspectos pero también tuvo ciertas cosas que, en mi humilde opinión, quedaron incompletas. Algunos personajes necesitaron mayor participación, ya que apenas se sintió su presencia en la trama y el final careció un poco de fuerza. Por otro lado, las emociones transmitidas por los protagonistas (destacando obviamente el miedo) se fortificaron y eso me gustó.

Es importante hablar de los aspectos de la historia que tuvieron que modificarse para bien, sobre todo los que tenían que ver con los temores en los niños. Ambientar todo a una generación diferente –recuerden que todo inicia en los años 80 y no en los 50, como en el libro–, hace que los personajes tengan que enfrentar a “demonios” distintos. Por eso considero normal que los niños ya no temieran a seres como Drácula, El Ojo o El Hombre Lobo.

Puedo garantizarles que en esencia, esta adaptación guarda un porcentaje enorme de lo que se puede percibir al hojear la versión escrita.

Con respecto a “Los Perdedores”

IT - Los Perdedores

Me complace decirles que esos chamacos hicieron un trabajo excelente. Casi todos hicieron un aporte muy especial al filme y eso se debe a que fueron bien seleccionados. Eso sin mencionar que su introducción, aunque algo rápida para mi gusto personal, estuvo genial.

Si tengo que escoger a mis perdedores favoritos, diría que son Richie Tozier, Beverly Marsh y en menor medida, Ben Hanscom. Gracias a ellos el filme tenía mucho espíritu, pues ellos son los que dieron más momentos de risas, suspiros y tensión que los demás.

¿Qué tal Bill Skarsgård como Pennywise?

Bill Skarsgard - Pennywise

Aquí voy a sonar un poco severo y por lo tanto, ustedes serán totalmente libres de decirme su opinión, especialmente cuando vayan a ver la película. Este nuevo payaso es sin duda más intimidante que el anterior y ejerce más presión en la audiencia que el conocido por la miniserie. Skarsgård convirtió a IT en una entidad cruel, desquiciada y sedienta de sangre, pero hubo un factor vital que faltó en su desempeño: casi no hay señales de Pennywise en su actuación.

Quienes han leído el libro, saben que el monstruo es despiadado, pero también notaron que éste casi siempre opera como si fuera una criatura fría y calculadora, que no hace un movimiento hasta estar seguro de salirse con la suya. Analiza la mente de sus víctimas y luego lanza un horrible anzuelo, como aquellos peces que habitan en el fondo del mar, siempre esperando pacientemente a que un ser más pequeño caiga directamente en sus filosas mandíbulas.

Sin el afán de sonar como el peor de los fanboys, pienso que Tim Curry ganó en este encuentro, y no sólo por parecerse más físicamente al personaje en la versión escrita, sino por hablar y actuar como él. Cabe mencionar que, aun con todo lo que acabo de decir, no me atrevo a negar que el buen Bill lo hizo muy bien.

Veredicto

Totalmente recomendable. Es una película que se disfruta de principio a fin, que en ningún momento los soltará para que se pongan a ver el teléfono y que les dará mucho qué pensar una vez se levanten de su asiento. Deben creerme cuando les digo que, si nunca se dieron la oportunidad de hojear la novela, esta experiencia podría hacer que salgan corriendo a las librerías.

IT no será lo que esperaron, porque realmente no debería serlo. Les aconsejo que vayan a verla pensando que encontrarán algo nuevo. Algo totalmente fresco y diferente a lo que pudieron ver en 1990. Guarden en su corazón cada momento que consideren bueno y saquen sus propias conclusiones de lo que fue malo, pero no se la pierdan.