Para entender el presupuesto federal y el Paquete Económico 2018

Por Diego Castañeda

El día de hoy el Gobierno Federal, por conducto de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), por ley entrega el Proyecto de Presupuesto Federal en el que se plantean los ingresos (el cobro de impuestos, tarifas y otras fuentes de dinero público como los derechos petroleros, la renta petrolera y los créditos) y los egresos (los proyectos de gasto público y sus gastos obligatorios) así como las proyecciones generales del comportamiento esperado de las principales variables macroeconómicas del país (tipo de cambio, tasa de interés, tasa de crecimiento económico, precio del barril de petróleo, la deuda pública, etcétera).

La importancia del presupuesto radica en el hecho de que, en buena medida, determina el comportamiento de la economía en el periodo en cuestión por ejemplo, al determinar en qué se gasta el dinero o cómo se recauda o cuáles son los niveles de endeudamiento que se permiten. Lo anterior nos da una serie de métricas para evaluar el desempeño del ejercicio del gobierno, ya que, al final del periodo, podemos contrastar lo que se proyectó con la realidad en la Cuenta Pública y podemos verificar si el dinero se recaudó de donde se tendría que recaudar o si se gastó en lo que se tendría que gastar.

Por esta razón, en #Geekonomía dedicaremos algunas de las próximas entregas a revisar algunos de los aspectos importantes del presupuesto y sus consecuencias económicas. Por lo pronto, es una buena oportunidad para repasar de forma breve y simplificada cómo funciona el proceso presupuestal en nuestro país, pensemos esto como un breve tutorial de cómo funciona todo esto.

Proceso presupuestal en México: paso a pasito 

1) El presupuesto comienza en el primer tercio del año cuando se hace público un documento que se conoce como Pre-criterios Generales de Política Económica en el que se esboza de forma preliminar el comportamiento macroeconómico que se espera de la economía en el periodo en cuestión.

2) Posteriormente, el proceso continúa en el mes de septiembre ya que, por ley, entre el día 7 y 8 del mes la Secretaría de Hacienda y Crédito Público debe hacer llegar a la Cámara de Diputados el Proyecto de Presupuesto, a la Cámara de Senadores la Ley de Ingresos y en general, a todos, los Criterios Generales de Política Económica (existe una diferencia importante en por qué el Presupuesto es un decreto y la Ley de Ingresos una ley, pero esa diferencia la veremos en próximas entregas).

3) Una vez que todo el mundo recibe el documento que debe recibir, comienza su análisis en comisiones, donde senadores o diputados (según corresponda) que pertenecen a la Comisión de Hacienda revisan los documentos y comienza el proceso para dictaminarlos. En este proceso se hacen consultas y análisis y modificaciones a los documentos. Una vez que la Comisión de Hacienda de cada cámara termina de dictaminar y aprueba su respectivo documento, se discute entre todos los integrantes de cada cámara.

4) Los senadores son los que deben aprobar la Ley de Ingresos para alguna fecha en el mes de octubre y después debe ser enviada a diputados donde se revisa y de aprobarse se vuelve Ley. Algo parecido ocurre con el presupuesto donde los diputados tienen hasta diciembre para aprobarlo; en este caso, como no es ley no hace falta que vaya a la otra cámara para ser revisado.

5) Una vez que el presupuesto es aprobado, el Gobierno Federal puede ejercerlo a partir del inicio del año para el que el presupuesto fue aprobado. En este momento comienza el proceso de revisión del presupuesto que eventualmente termina un año después con la Cuenta Pública.

¿De qué sirve saber cómo se arma el presupuesto en México?

Entendiendo este proceso podemos darnos cuenta que el presupuesto no sólo es un aspecto técnico, también involucra mucha negociación política, es por esta razón que el balance de poder político entre las distintas fuerzas políticas impacta en la forma en que se programa el uso de los recursos públicos y la forma en que eventualmente se ejercen. A pesar de que en muchas ocasiones son los aspectos técnicos los que se usan para justificar decisiones, los criterios políticos suelen jugar un rol importante en determinar el rumbo de la economía durante el año.

MEXICO CITY, MEXICO – FEBRUARY 03: Enrique Pena Nieto President of Mexico gestures during a speech to announce new anti corruption strategy plans at Los Pinos on February 03, 2015 in Mexico City, Mexico. (Photo by Miguel Tovar/LatinContent/Getty Images)

En las próximas semanas en este espacio profundizaremos en algunos aspectos del presupuesto que sean relevantes para la discusión pública y los conceptos que es importante entender y sus implicaciones. Parte del ejercicio democrático es vigilar estos procesos y, en ese sentido, el esfuerzo que organizaciones como el CIEP o México Evalúa son muy importantes para darnos información para evaluar y pensar sobre el país y su rumbo. El presupuesto es la expresión concreta de la voluntad del gobierno y de sus prioridades, al seguirlo podemos tener una buena idea sobre qué es importante y que no lo es para los distintos actores involucrados.

***

Diego Castañeda es economista por la University of London.

Twitter: @diegocastaneda