¿Cómo estar preparado y qué hacer ante las réplicas de un temblor?

El presidente Enrique Peña Nieto informó, después de que pasara el temblor de 8.2 grados que sacudió al país anoche, que se esperaba una réplica. De acuerdo con el mandatario, esta sería de una magnitud mayor a los 7 grados en la escala de Richter y sucedería en las 24 horas posteriores al temblor de ayer. Miguel Ángel Osorio Chong, titular de la Secretaría de Gobernación, pidió a la ciudadanía estar alerta, mantenerse en una zona segura y estar atentos a las indicaciones de Protección Civil.

El movimiento telúrico nos agarró totalmente desprevenidos. La luz se fue en varias partes de la Ciudad de México y el internet también se nos esfumó. Si algo nos quedó claro, es que definitivamente no estábamos preparados para hacerle frente a una contingencia de esta naturaleza. Ya estamos advertidos. En las próximas horas, días o semanas —indica el Servicio Sismológico Nacional (SNN)— se repetirá el temblor. Para que no nos vuelva a agarrar comiendo camote, aquí hay algunas recomendaciones:

1) Las primeras reglas son preventivas: hay que identificar las zonas de seguridad en los lugares en los que estemos.

2) También hay que revisar las instalaciones de gas y luz.

3) Es recomendable almacenar alimentos no perecederos y agua embotellada.

4) Cuando ya esté el temblor: aléjate de ventanas y objetos que puedan caer.

5) Trata de conservar la calma y ubícate en las zonas de seguridad.

6) Corta el suministro de gas y electricidad.

7) Aléjate de postes, cables y marquesinas.

8) Estaciónate alejado de edificios altos.

9) Después del sismo: no enciendas cerillos o velas hasta asegurarte que no haya fugas de gas. No utilices elevadores y ten cuidado al momento de utilizar las escaleras, estas podrían haberse debilitado.

10) Mantente informado y atiende las recomendaciones de las autoridades.

11) Verifica, con cuidado, los posibles daños de la casa. No hacer uso del inmueble en caso de que presente daños visibles.

12) Recuerda estar prevenido y tener preparada una mochila de emergencia con elementos útiles y necesarios para cada integrante de la familia.

Y a todo esto, ¿qué es una mochila de emergencia?

A grandes rasgos, la mochila sirve para guardar objetos relevantes en caso de que la situación escale. En esta bolsa debemos conservar documentos importantes, como el acta de nacimiento, identificaciones o facturas (guardados en una bolsa hermética); alimentos no perecederos, como latas de atún, dulces o barras energéticas; artículos como cerillos, abrelatas, un silbato, linterna de mano, radio portátil con pila, baterías extra, impermeable y cobija; agua embotellada; una muda de ropa y zapatos; directorio con números de familiares y amigos; dinero; botiquín de primeros auxilios; mapas locales; gotas para desinfectar agua y toallas femeninas o tampones.

Comentarios