¿Por qué no deberias ver porno en tu teléfono?

No estamos aquí para decirles cómo realizar aquellas actividades que disfrutan más en privado, pero tampoco podemos ignorar que se corren ciertos riesgos si no lo hacen con cuidado. Decimos esto porque, recientemente, un estudio reveló que ver porno en internet podría resultar dañino para los teléfonos y otros dispositivos móviles.

Por si pensaban que ser atrapado en el acto era lo peor que podía suceder…

Posiblemente no es noticia nueva para aquellos que tienen conocimientos básicos acerca de la web y la tecnología portátil, pero si tomamos en cuenta lo publicado en la firma analítica Wandera, podemos deducir que todavía existe mucha gente que desconoce cierta información.

En fin, los investigadores provenientes de Londres descubrieron que los celulares que reproducen contenido para adultos son más propensos a ser infectados con varios tipos de malware. Incluso corren más riesgos de sufrir daños en su software en comparación con las computadoras de escritorio.

¿A qué se debe todo eso? La respuesta es muy simple y no, no tiene nada qué ver con quemaduras de tercer grado en ciertas partes del cuerpo. Los dispositivos más pequeños no poseen el mismo nivel de seguridad que sus predecesores.

“Mirar pornografía en tu smartphone es mucho más arriesgado que hacerlo en tu PC”, dijo Liana La Porta, editora de Wandera. “Los sistemas operativos de un teléfono no son tan seguros como las desktops y por eso hay muchas vulnerabilidades que pueden ser explotadas por los hackers”.

Los expertos también analizaron 10 mil aparatos en Estados Unidos y Reino Unido. Ellos determinaron que por lo menos 34 de esos miles de usuarios veían porno diariamente y al mismo tiempo, que 40 de los 50 sitios web estaban llenos de virus.

Es fácil pensar que todo eso no tiene nada que ver con nosotros, pero si tomamos en cuenta que en México se tiene más libertad de acceder a sitios pirata, entonces es fácil concluir que el peligro se presenta en mayor medida.

Ahora que conocen este breve dato, podemos decirles que son totalmente responsables de elegir el modo en que desean encender motores. ¡Mucho ojo!