¡Mete el freno! estas son las calles más accidentadas de la CDMX

Considerada como una de las urbes más congestionadas del mundo, la CDMX es sin duda un nido de autos que causan una constante contaminación ambiental y auditiva.

Todos estamos acostumbrados al sonido del claxon y a los humos de los mofles pero, lamentablemente, ya nos acostumbramos también a ver, y en varias ocasiones, hasta ser parte de, un accidente vial.

Desde el típico llegue por un despistado que venía viendo su celular, hasta aparatosos accidentes que todos vemos en las noticias, la educación vial de nuestra ciudad podría mejorar y mucho.

Choque
Vía: Shutterstock

Pero como todas las cosas, hay quienes se llevan la corona y en el caso de los accidentes viales, hay 10 calles y avenidas reconocidas por ser las más accidentadas de la ciudad. Gracias a un reporte de Sin Tráfico, las llamadas “calles de la amargura” son las vialidades con un mayor índice de accidentes.

Analizando el primer semestre del año, este estudio encontró que avenidas como Revolución, Viaducto e Insurgentes Sur son de las más accidentadas de la capital:

Vía: Sin Tráfico

Pero nada como el Eje 6 Sur, vialidad con un promedio de 19 accidentes por kilómetro lineal –tramo correspondiente de Zapotla a Javier Rojo Gómez– siendo considerado como el más peligroso para peatones, ciclistas, usuarios de transporte público, automovilistas, animales, entes mágicos y cualquier cosa u objeto que tenga la desdicha de tener que pasar por esta parte:

El análisis también permitió determinar que el horario en el que se concentran el mayor número de hechos de tránsito fue entre las 8 y las 9 de la noche; en términos de meses, enero fue el que mayor cantidad tuvo; y por día, los lunes y los viernes fueron los que más accidentes tuvieron.

Tal parece que estos accidentes ocurren cuando hay menos tráfico, ya que al ser vialidades de alta capacidad, los automóviles pueden alcanzar grandes velocidades cuando estás están desocupadas, provocando accidentes al toparse con las muchas intersecciones de la avenida.

En fin, mientras que el uso de automóviles es casi una necesidad para poder transportarse por nuestra aglomerada CDMX, hay que recordar que un auto puede convertirse en un arma peor que una pistola, por lo que es importante ser paciente y seguir las indicaciones y reglamentos de tránsito.

Comentarios