¿Realmente Tigres podría ganarle el partido al Atlas ‘en la mesa’?

En un capítulo más de “Cosas que sólo suceden en el Fútbol Mexicano” les presentamos la historia del partido entre Tigres y Atlas que no se jugó. El viernes pasado los felinos visitaban a los Zorros; sin embargo el encuentro no se pudo llevar a cabo debido uno de los motivos más ridículos imaginables.

A media semana el cable que sostenía la pantalla del Estadio Jalisco fue modificado y de manera increíble la pantalla no fue colocada a la altura correcta. Así es, Protección Civil establece un mínimo de altura a la que tiene que ser colocado el dispositivo electrónico. Alguien no hizo bien su chamba y, como la pantalla no cumplía con las medidas adecuadas, el juego tuvo que ser cancelado.

Nahuel Guzmán tomó con humor la situación y subió fotos burlándose a su cuenta de Twitter; sin embargo el incidente no le causó gracia a las televisoras, los patrocinadores, la liga y los equipos involucrados. Lo primero que se dijo fue que el encuentro sería reprogramado pero eso aún no se confirma.

Se esperaba que el partido fuera jugado este mismo fin de semana, pero los felinos no quisieron. Posteriormente, los de la UANL emitieron un comunicado en el que informaron están dispuestos a que el encuentro se juegue en la próxima Fecha FIFA “siempre que el club (Tigres) no se vea afectado económica y deportivamente”.

Tigres se dio la libertad de condicionar el partido frente a los Zorros debido a que en teoría el reglamento los respalda pero, ojo, no es el reglamento de la Liga MX el que establece que los felinos deberían de ganar el encuentro, sino el reglamento de sanciones de la FMF. En el artículo 66 de dicho documento se escribe lo siguiente:

En caso de que se determine que no hubo causa de fuerza mayor que justifique la suspensión de un partido que no se haya celebrado, de conformidad con lo dispuesto por el Reglamento de Competencia, la División de que se trate comunicará a la Comisión Disciplinaria el suceso y el Club infractor perderá el partido 3-0 y será sancionado con una multa de 1,000 días de salario mínimo.

Lo primero que hay que dejar claro aquí es que este párrafo del reglamento tiene un asterisco muy importante pues dice “En caso de”, así que lo primero que tendría que pasar para que efectivamente Tigres tenga posibilidad de ganar el juego ‘en la mesa’ es que  la Liga MX determine que el asunto de la pantalla no fue una “causa de fuerza mayor”.

via GIPHY

En el artículo 54, ahora sí del reglamento de la Liga MX, se aclara que es la Comisión Disciplinaria la que determinará si el motivo de suspensión de un partido fue una “causa de fuerza mayor o no”. Hasta el momento, la Disciplinaria no ha dicho nada del tema en su página oficial.

Los partidos de la Temporada 2015 -2016 sólo podrán suspenderse por causas de fuerza mayor o estado de emergencia, falta de energía eléctrica, sobrecupo, invasión o agresión del público, incomparecencia de alguno de los contendientes, o retirada de la cancha de algún Club o comportamiento impropio y discriminatorio de los asistentes al Estadio.

Queda a criterio de la Comisión Disciplinaria iniciar una investigación para comprobar que en los partidos suspendidos por causa de fuerza mayor, efectivamente existió dicha causa. Si la Comisión Disciplinaria determina que no hubo una causa de fuerza mayor, el Club infractor será sancionado según lo dispuesto en el artículo 66 del Reglamento de Sanciones.

Si y sólo si la Disciplinaria determina que el asunto de la pantalla del Estadio Jalisco no fue una “causa de fuerza mayor”, entonces Tigres puede ganar el partido en la mesa. Habrá que esperar, pero lo cierto es que si las cosas no es alinean para que el partido se lleve a cabo en la próxima Fecha FIFA, la UANL podría tener todas las herramientas para ganar el partido por default.

Pleca Instagram Deportes