Cesan a funcionarios que tuvieron la genial idea de repartir despensas con logo de Yunes

Claro, porque fueron funcionarios menores los que “espontáneamente” decidieron que era buen momento para promover la gastada imagen del gobernador. Como sea, por hacerle el favor de quedar como un pin&/e carroñero, Miguel Ángel Yunes decidió cesar a tres funcionarios implicados en la distribución de despensas con el logo “YÚnete”… claro, en referencia al gober veracruzano.

Luego de deslindarse de andarse aprovechando de los damnificados por el huracán “Katia” y el sismo de 8.2 grados, Yunes quiso mostrar mano dura y despidió a Rafael Jesús Abreu Ponce, quien además de su cuate y actual encargado de CAEV Coatzacoalcos, es un empresario cercano a la campaña con la que el panista llegó a la gubernatura. Además, también les dio las gracias a Ricardo Cabrera Ferez, delegado de Patrimonio del Estado en Xalapa, y Mauro Sánchez Pola, rector de la Universidad Tecnológica del Sureste en Nanchita.

Según las declaraciones de Yunes, el mencionado trio repartió ayuda entre los damnificados de la entidad, lo cual no tiene nada de malo… el “pero” llegó cuando en redes sociales circularon fotografías de las despensas, las cuales lucían un precioso logo con los colores del PAN.

En el comunicado emitido por el gobernador jarocho, se apunta que los despidos se hicieron “con la finalidad de que sean investigados por la Fiscalía General del Estado que ya abrió la carpeta 123/2017/EE; y en su caso, si cometieron algún delito sean severamente sancionados”.

Después del sismo del pasado jueves, la caravana de funcionarios panistas se hizo presente en las ciudades de Minatitlán y Coatzacoalcos, donde mucha de la población resultó afectada. Afortunadamente no hubo pérdidas humanas pero varias viviendas resultaron con daños, principalmente en colonias con alta marginación. ¿Raro? Para nada… raro es que ya se habían tardado.

Al comenzar las críticas, mentadas y rechiflas virtuales, el propio titular de la CAEV aseguró que no se trataba de una acción partidista… pero estaba más ensartado que pollito rostizado, ya que en las camionetas y lonas (además de las bolsitas que se repartían) se leía la palabra “Yúnete”. Obviamente, en alusión al apellido del gobernante veracruzano.

Comentarios