Todo lo que necesitas saber para ‘Carne y Arena’ la instalación virtual de Iñárritu

Como “una coincidencia afortunada”, así calificó Alejandro González Iñárritu su instalación virtual Carne y Arena que a partir del 18 de septiembre se presentará en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco (CCUT), en esta ciudad.

Durante la presentación de esta pieza, el realizador dejó en claro que dicho proyecto nunca lo concibió como una propuesta política, ni subordinada a una propaganda política, sino que nació hace cuatro años, “mucho antes de la realidad que vivimos ahora”.

“Para mí era un intento de explorar una condición humana, una obra artística que hablara de una realidad humana y una crisis humana a nivel mundial, no solo geográfica y nacionalista”, dijo González Iñárritu para quien la instalación, es también “una coincidencia afortunada que invita a los capitalinos a acercarnos a esa realidad tan lejana de esa frontera”.

Para ver la exposición no tendrás que preocuparte por las filas y salas repletas de gente, pues la dinámica será la siguiente:

A partir del 18 de septiembre, cada lunes a las 9.00 de la mañana, se abrirá la venta tanto en el sitio web como en la taquilla del CCUT para que cada persona compre únicamente dos entradas para esa semana. El precio de cada boleto será de $300 pesos y por día solo estarán disponibles 40 boletos. La finalidad de esto es que una persona entre a la vez para que tenga la libertad de moverse físicamente dentro de un espacio de 200 metros cuadrados.

Además, es importante mencionar que el acceso está prohibido a menores de 15 años, no se pueden tomar fotografías, ni se pueden comprar boletos para semanas posteriores. Es decir, el lunes 18 de septiembre solo puedes comprar boletos para los días que abarca esa semana, y si intentas comprar para la siguiente, el sistema no te lo permitirá.

Según explicó Iñárritu en la conferencia de prensa, Carne y Arena, el objetivo es promover que” nos escuchemos, dialoguemos y entendernos; además de acercarnos a la realidad vivida por los migrantes; a sus experiencias personales, afectivas y humanas”.

Con información de Notimex
Comentarios