¿Quién o quiénes están detrás de la renuncia de Leonardo Curzio?

Ayer por la mañana se oficializó la salida del periodista y conductor Leonardo Curzio de la Primera Emisión de Enfoque Noticias. El Doctor en Historia Contemporánea comunicó, a través de redes sociales, que su renuncia se debió a que le solicitaron despedir a dos de sus colaboradores: el académico Ricardo Raphael y la socióloga María Amparo Casar. Curzio no aceptó estas condiciones y prefirió hacerse a un lado. “No me han cesado, me voy por mi propia voluntad, he renunciado (…) Siempre he creído que la libertad de expresión es la madre de todas las libertades. Y a veces se defiende hablando, y a veces se defiende callando. Yo renuncié, es mi decisión. En efecto, me pidieron la cabeza de dos colaboradores”, explicó Curzio en su última emisión.

Lectura. Entre la mediocridad y la censura: el desastre en medios que estamos pagando

Amparo Casar, presidenta ejecutiva de la organización Mexicanos Contra la Corrupción, consideró en su columna del miércoles que la desaparición del noticiero “empobrecerá de manera sensible la oferta informativa y de opinión de este país”, además de empobrecer la “deliberación pública, el debate y la pluralidad” en el contexto de la disminuida democracia mexicana.  Por su parte, Raphael, autor de Mirreynato, la otra desigualdad, comentó que la razón detrás de este entuerto fue una tertulia que sostuvieron el pasado jueves 28 de septiembre, en la que criticaban las propuestas de todos los partidos políticos a raíz del sismo de magnitud 7.1.

En concreto, se habló de las iniciativas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y su dirigente nacional Enrique Ochoa Reza para eliminar totalmente el financiamiento público a los partidos y quitar, de plano, a todos los legisladores plurinominales. También hablaron del teje maneje del Frente Ciudadano por México y de Morena. Todos jalando agua para su molinito.

Enrique Ochoa Reza, dirigente nacional del PRI
Foto: Notimex/ José Pazos

Edilberto Huesca, presidente de Núcleo Radio Mil, argumentó las decisiones se debieron a una reestructuración. “Nosotros hemos estado reestructurando nuestra empresa, viendo cómo se comporta el medio publicitario, las inversiones publicitarias (…) vimos la conveniencia de reducir personal, cosa que hemos venido haciendo tersamente con algunas de las diferentes direcciones de la empresa: en el área administrativa, en la de programación, en mercadotecnia y también en Enfoque Noticias”, indicó Huesca. En entrevista con el periódico El Universal, donde colabora como articulista y miembro del Consejo Editorial Consultivo, Curzio indicó que al ir a hacer el programa del miércoles sintió que asistía a su “funeral radiofónico“.

Leonardo Curzio deja su programa después de negarse a prescindir de dos de sus colaboradores
Fotos: Once TV

Este jueves 5 de octubre, el periodista Ricardo Raphael comentó en su columna, titulada “Callarse y ser silenciado”, que una hora después de que conculyera la tertulia en la que criticaron las “oportunistas” propuestas del PRI, Ochoa Reza le llamó a su teléfono celular, en lo que consideró como una charla “cordial”. “No fue una conversación fácil porque las posiciones de ambos están obviamente en polos muy distintos. Sin embargo, celebré la apertura para discutir y, al finalizar, ambos mostramos interés por hacerlo público en los medios de comunicación”, aseguró el académico que llevaba 19 años colaborando en NRM. Al día siguiente, pasó lo que todos conocemos. Leonardo Curzio Gutiérrez les comunicó la decisión de Radio Mil: querían que tanto él como María Amparo Casar se fueran de la estación.

“Me faltan elementos para comprender el paisaje completo. No conozco cuánta fue la presión que recibió don Edilberto por nuestra causa. Supongo que habrá sido mucha porque se trata de un hombre decente con quien comparto una relación cargada de afecto desde hace demasiados años. Tampoco sé quién, en concreto, ejerció esa presión y sin embargo me consta que fueron los argumentos vertidos en la tertulia los que detonaron nuestra salida“, remató Raphael.