Editors Choice

Que EEUU no espere cooperación de México si sale del TLC, advierte titular de Economía

Como muchos habrán notado, tras las tres rondas de renegociaciones del Tratado de Libre Comercio (TLC), Estados Unidos ya adoptó una posición no muy favorecedora para México… más bien, nada favorecedora. La estrategia de los representantes del gobierno de Donald Trump es llegar muy “sácale punta” e intimidar con otros temas, para luego negociar lo económico. Pero el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, parece que ya le agarró la onda al juego y, si de blofear se trata, frente a empresarios de América Latina hizo la siguiente advertencia.

“Si discutes seguridad no lo contamines con comercio, si estás discutiendo comercio, no contamines el debate con derechos humanos (…) No puedes esperar a que si el resultado final en materia de libre comercio es que si tú abandonas el TLCAN, entonces haya incentivos por parte de México de colaborar en los temas de contención migratoria y de seguridad nacional, que son importantes para Estados Unidos”… Lo que es lo mismo: si Estados Unidos decide abandonar el Tratado, que ni espere a que México siga colaborando en temas migratorios y de seguridad nacional.

Para lanzar tal declaratoria, las autoridades de nuestro país ya calcularon el impacto de los daños (esperemos). Por ejemplo, Guajardo apunta que sin TLC sólo 3% de las exportaciones mexicanas a Estados Unidos enfrentarían “picos arancelarios”. Sin embargo, las más importantes (como aguacate y jitomate) no rebasarían la tasa de 3%. De acuerdo con el titular de la Secretaría de Economía, el impacto negativo que podría ocasionar el berrinche de Estados Unidos sería “controlable”. Nomás es cuestión de evitar “sobrerreacciones” en los mercados financieros. No especular, pues.

“Hay un espacio para lograr la negociación del TLCAN, tanto como la podamos tener racionalmente, que no haga daño en el valor de lo construido”, agregó Guajardo. Aunque, quizás ya con información de lo que se viene, señaló que el gobierno mexicano estará abierto a la diversificación comercial, mediante el fortalecimiento de acuerdos con países de América Latina, como Brasil y Argentina.

En la pasada tercera ronda de las negociaciones del Tratado se consiguió avanzar en nueve temas. Sin embargo, los representantes gringos comenzaron a poner sobre la mesa temas que ya perjudican a nuestro país. Por ejemplo, presentaron una propuesta que es una clara violación al comercio internacional en lo relativo al sector agrícola: eliminar el mecanismo de solución de controversias comerciales por dumping (vender un producto por debajo de su precio normal o de su costo de producción) y subsidios de productos perecederos que, curiosamente, sólo aplica en las exportaciones estadounidenses.

Para la siguiente ronda, a realizarse la próxima semana, se espera que se aborden temas de mayor complejidad y afectación para México. Como la normativa laboral, las reglas de origen (que fijan el porcentaje de insumos regionales que debe tener cada manufactura) y el “capítulo 19”, con el cual se fija el mecanismo de resolución de controversias.

Comentarios