Principales bancos de Cataluña prevén salida ante posible declaratoria de independencia

Unos lo ven como una medida gandalla de presionar a los independentistas, otros como la respuesta natural de los que detentan el dinero: proteger sus intereses. El caso es que Sabadell y CaixaBank, los dos principales bancos de Cataluña, han decidido adoptar medidas “extraordinarias” ante la inminente declaratoria de independencia. ¿Por qué? Bueno, de convertirse Cataluña en una república desconectada de España… entonces lo mismo pasaría con la Unión Europea y, con ello, se quedarían sin la protección del Banco Central Europeo.

De acuerdo con La Jornada, Sabadell decidió cambiar su sede principal de operaciones a la ciudad de Alicante, mientras que CaixaBank haría lo propio, con destino a Palma de Mallorca. Sólo será cuestión de que eso se apruebe hoy, después de que sus directivos sostengan una junta en la que se votará el cambio de domicilio social. Y claro, la decisión de ambas instituciones bancarias es facilitada por el gobierno de Mariano Rajoy, quien anunció que se probará de manera exprés un decreto que agilizará que varias corporaciones y empresas hagan lo mismo que Sabadell y CaixaBank.

Al respecto, cuando sólo era rumor la salida de capitales económicos, el vicepresidente del Govern y conseller de Economía, Oriol Junqueras, negó que se estuviera produciendo una fuga de empresas. Sin embargo, ahora que es una realidad, se acusa al gobierno español de presionar a los bancos catalanes . No obstante, asegura que los cambios de sede son “temporales”. Además, explicó que tanto los servicios centrales de CaixaBank como los del Sabadell, y el resto de sus centros operativos, se mantienen en Cataluña.

De acuerdo con representantes del movimiento independentista catalán, será el lunes el día en que se haga la declaratoria de independencia. Sin embargo, España todavía está haciendo sus últimos intentos para impedir esto, al anunciar la cancelación de la sesión del Parlamento de Cataluña por medio del Tribunal Constitucional. Aunque la Generalitat no ha informado cómo sorteará esta medida del gobierno de Rajoy, parece que la declaratoria se hará a como dé lugar: “Asumimos que puede haber inhabilitaciones o detenciones de miembros del gobierno y del Parlamento. Estamos preparados, y ello en ningún caso parará la declaración de independencia”, señaló la diputada de la CUP, Mireya Boya.

Aunque previo al referéndum representantes de la Generalitat entraron en contacto con autoridades de la UE, ésta siempre advirtió que, de concretar su independencia, Cataluña sería expulsada del bloque europeo. La UE “sólo reconoce como Estado miembro a España”, señaló el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici. Con este aviso, la desconexión del gobierno catalán implica lo mismo para cualquier institución asentada en la región. Así, el temor de instituciones financieras y de seguros, es no tener ya acceso a los recursos del Banco Central Europeo, lo que a su vez conlleva perder la garantía de depósitos y las consecuencias en las tasas de interés de los créditos. Se prevé que otros bancos catalanes imiten a CaixaBank y Sabadell, pero el golpe más fuerte ya lo dio este par, que en conjunto detentan más del 50% de la cuota de mercado del área.

Comentarios