¡Delfines de la Armada de EEUU! los refuerzos para salvar a la vaquita marina

Que se hagan a un lado EPN y DiCaprio, porque a las costas de Baja California llegaron elementos que sí la van a mover para intentar salvar a los últimos ejemplares de la vaquita marina. Nada menos que delfines entrenados por la Armada de Estados Unidos. 

La medida puede sonar jocosa, pero se espera que surta resultados favorables. La tarea que realizarán los cetáceos será la de localizar a las vaquitas y luego “acarrearlas” para que sean capturadas por las autoridades. No se espanten, no para algo malo (esperemos), sino para llevarlas a una reserva especial y propiciar su reproducción en cautiverio.

Quizás no con la chispa de la perrita Frida, pero se espera que Andrea, Fathom, Katrina y Splash (los delfines), sean los héroes de esta película y consigan localizar y salvar a la especie que se encuentra en muy alto peligro de extinción. Todo gracias al entrenamiento especial que recibieron por parte de la Marina de San Francisco.

¿Cómo van a ayudar a la vaquita marina?

Según explicó el investigador de la Secretaría de Medio Ambiente (Semarnat), Lorenzo Rojas, los primos de Flipper nadarán por las aguas mexicanas en búsqueda de las vaquitas. Una vez ubicadas, le echarán el pitazo a especialistas que los estarán siguiendo en tres embarcaciones. ¿Cómo? Por medio de una serie de brincos. De ahí, los veterinarios entrarán en acción y serán los encargados de determinar si es viable su captura o no. El factor clave será el estrés de los animales; si están demasiado nerviosos, únicamente se les colocará una marca para monitorear su viaje.

En caso de que se pueda dar su captura, las vaquitas serán llevadas a una estación ubicada en las faldas del cerro de Machorro, en San Felipe, Baja California, donde estarán en observación por 48 horas. Si después de este plazo todo sale bien, la organización Animal Care las trasladará a un “corral” marino de 45 metros de diámetro, ubicado a 1.5 millas náuticas de distancia de la playa, en donde permanecerán con el objetivo de que se reproduzcan en cautiverio. Esto será lo más tardado, ya que las vaquitas marinas tienen una cría cada dos años.

Los delfines chambearán hasta el 11 de noviembre, con un horario que ya quisieran muchos Godínez: dos horas diarias.

Comentarios