Hoy en las Antipromesas: Lukas Podolski; un campeón del mundo que no dio el ancho

Por: @LUISRICARDOHR

“El futbol es como el ajedrez, pero sin dados”

                                                       -Lukas Podolski  2008

Todos lo conocen, no es necesario describir sus jugadas ni sus goles. Hay muy pocos fans del futbol que no saben quién es, es más hasta los más jóvenes lo recuerdan como un futbolista que fue Campeón del Mundo con Alemania en Brasil 2014. Seguramente muchos se preguntarán a qué se debe que Lukas Podolski se nuestra Antipromesa de la semana y la verdad es comprensible que tengan la duda pero se las resolveremos.

Podolski pintaba para ser uno de los mejores delanteros/extremos del mundo. Se quedó muy pero muy lejos de ello. Tuvo la ‘diez’ de Alemania por mucho tiempo porque no había a quién más dársela. Exceptuando a Miroslav Klose la Mannschaft tuvo una tremenda crisis de delanteros durante unos nueve años, el problema era tan grave que Thomas Müller fue adaptado a esa posición. Sí, Podolski es el tercer máximo anotador de la Selección Alemana pero anotó muchos goles en partidos frente a San Marino y ese tipo de selecciones y además en esta época se juegan infinidad de partidos más que cuando jugaba el mítico Gerd Müller. Con esto aclarado procedemos a contar la historia del hoy atacante de la liga japonesa.

Inicios: La gloria en el Colonia y su primer Mundial

Koepsel/Bongarts/Getty Images

Lukas Józef Podolski nació el cuatro de junio de 1985 en Silesia, Polonia; pero emigró a Alemania desde muy joven ya que sus padres así lo quisieron. Poldi se fue a vivir a Colonia y realizó el proceso de Fuerzas Básicas en las inferiores del FC Köln o FC Colonia.

Con las Cabras el jugador de origen polaco debutó en el 2003 y la verdad es que, como todos los que han aparecido en esta sección, su carrera inició ‘viento en popa’. El Köln lleva unos 25 años como un equipo sube y baja y en la temporada debut de Podolski les tocó descender, pero el delantero no lo hizo mal pues con tan sólo 18 años de edad anotó 10 goles en 19 juegos de liga, imponiendo así un récord para un futbolista de 18 años.

/Getty Images

Poldi llamó la atención desde su campaña de de debut, pero decidió permanecer con el Colonia para ayudar a su equipo a ascender. La campaña siguiente el atacante fue convocado  para disputar la Euro del 2004 y un par de temporadas después   cuando Jürgen Klinsman dirigía a la Alemania, el zurdo también fue llamado para disputar el Mundial del 2006.

De aquella Selección Alemana eran tres los jóvenes que más prometían: Philipp Lahm, Bastian Schweinsteiger y Lukas Podolski. Los primeros dos cumplieron las expectativas con creces, Podolski en cambio fue una decepción tras otra a nivel de clubes, pero tuvo la suerte de estar en un a gran época de la Selección Alemana.

Volviendo al orden cronológico, terminando la Copa del Mundo del 2006 diversos equipos mistaron interés en llevarse al delantero pero fue el Bayern Múnich el que ganó la partida. El escenario estaba puesto, un joven jugador que ya había marcado un par de veces en un Mundial y que era la más grande promesa de la Alemania, firmaba con el ‘Gigante Bávaro’…¿Qué podía salir mal?

Bayern Múnich: El primer gran fracaso y la frase que marcó su vida

Getty Images

En el verano del 2006 Podolski fue el fichaje estrella del Bayern Múnich. En una época en la que aún no se inflaba el mercado el club muniqués pagó 10 millones por Poldi  y seis por el entonces contención de 29 años Mark van Bommel. Se suponía que el nacido en Polonia sería el relevo perfecto para los veteranos Roy Makaay y Claudio Pizarro y para el siempre lesionado Roque Santa Cruz, pero no fue así.

Podolski tuvo una pésima primera campaña con el Bayern y sólo anotó cuatro goles. El verano siguiente el cuadro de Múnich se dio cuenta de que ‘Poldi’ no era la solución y fichó a Miroslav Klose. El zurdo ya no tenía mucha particpación con el Bayern, a veces jugaba de extremo izquierdo y a veces de delantero pero empezó a destacar más por la banda.

En la 2007-2008 sólo disputó 25 partidos de Bundesliga anotando cinco goles. Aún con esos números el jugador fue convocado para disputar la Euro del 2008. En aquel torneo Alemania cayó en la final ante España con gol del Niño Torres. Podolski fue titular en aquel partido.

En algún punto del 2008 ‘Poldi’ quiso explicar algo relacionado con el futbol y la estrategia pero terminó siendo involuntariamente gracioso. La respuesta de Podolski quedó en la historia como una de las frases futbolísticas más absurdas de todos los tiempos.

“El futbol es como el ajedrez, pero sin dados”, dijo el delantero intentando expresar que el balompié era un juego de mucha estrategia. En fin, tras aquellas peculiares palabras del jugador, el delantero pasó una campaña más en el Bayern y posteriormente los bávaros lo dejaron salir.

Colonia su zona de confort; Arsenal e Inter; pruebas de que no tenía madera para un club ‘grande’

Getty Images

Tras  tres temporadas en el Bayern, Lukas Podolski volvió al equipo de sus amores. El nacido en Polonia regresó al FC Köln tras hablar con Joachim Löw, entrenador de Alemania y que este le confirmar que el hecho de volver con las ‘Cabras’ no afectaría sus posibilidades de ser llamado a la Selección.

Para ponerlo en contexto fue un poco como lo que pasó últimamente con Mario Goetze. Un jugador lleno de talento fracasa en el Bayern y vuelve a su viejo equipo. En fin, Podolski tuvo un muy mal regresó con el Colonia, apenas anotó cuatro goles en su primera campaña,  pero le aún así le alcanzó para ir al Mundial de Sudáfrica, certamen donde anotó dos goles en las goleadas de la Mannschaft a Australia e Inglaterra (uno en cada partido). Alemania cayó en semifinales de aquel torneo.

Tras aquella Copa del Mundo el delantero pasó otro par de campañas con el Colonia y en la última de ellas anotó  18 goles en 29 partidos, cifra más que decente para un extremo izquierdo. Quizá Podolski pudo haberse quedado con las Cabras para siempre y cosechar varias campañas de 15 o 16 goles. De todos modos para este punto de su carrera ya todos teníamos claro que para Joachim Löw las convocatorias de Alemania contaban de Poldi y 22 más.

Sin embargo un jugador de su calidad tenía que intentar ir a un equipo ‘grande’ al menos una vez más antes de descubrir que no tenía madera para jugar en un club con aspiraciones de ganar títulos. Su destino fue el Arsenal. El delantero tuvo una buena primera campaña con los ‘Gunners’ pese que portaba el dorsal #9, pero tras el Mundial del 2014 las cosas cambiaron.

Podolski fue al Mundial de Brasil como jugador del Arsenal, estaba más o meno sen buena forma futbolística y Alemania fue campeón, pero en definitiva el nacido en Polonia no tuvo nada que ver en el título germano. Sólo jugó dos partidos, ambos en Fase de Grupos y no anotó ni dio asistencia.

Terminó el Mundial y parecía que se consolidaría ene el Arsenal pero los Gunners  contrataron  a un tal Alexis Sánchez y Poldi de inmediato fue relegado a la banca. Ante la falta de minutos el alemán se declaró “frustrado” y en enero del 2015 fue prestado al Inter de Milán. Con los italianos hizo un gol en 17 juegos de Serie A… un gol.

Actualidad: Turquía y Japón… ¿a los 30?

/Getty Images

Tras su fracaso en el Arsenal y en el Inter y luego de retirarse de la Selección, era momento de que el extremo tomara una decisión. Seguir luchando por un puesto en un equipo importante de Europa o irse e una liga de segundo nivel en el ‘viejo continente’. Con 30 años recién cumplidos Podolski eligió la segunda y jugó un par de años para el Galatasaray.

Con los turcos participó en Champions y ganó liga y copa un año antes de que al cuadro de Estambul lo atacara una severa crisis financiera. Con los turcos el alemán tuvo una primera campaña decente y una segunda francamente mala.

Este verano Podolski renunció ya definitivamente a buscar el éxito en Europa y firmó con el Vissel Kobe, de la J-League, es decir la primera división de Japón.  Con el cuadro asiático va muy bien, lleva cuatro dianas en 10 partidos.

Al final del día Podolski fue un buen futbolista a lo largo de su carrera, pero se quedó en eso precisamente “un buen futbolista”. Nunca sobresalió en los equipos importantes y aunque es muy querido en todo el mundo por su carisma y activismo, no es una leyenda de la Mannschaft. Tuvo la suerte de estar en un equipo plagado de talento en todos lados, menos en la delantera. Al final la prueba de que Poldi nunca fue el crack mundial que por mucho tiempo nos quisieron vender es que cuando Alemania fue por fin campeona del mundo, el de origen polaco sólo disputó dos partidos del Mundial y eso que apenas había cumplido 30 años y venía de su mejor campaña en mucho tiempo… nunca dio el ancho.

Es raro hablar así de alguien que llegó a ser capitán de la Selección Alemana, pero creo que he expuesto mis argumentos de porque lo considero una Antipromesa, pero si ustedes opinan diferente son bienvenidos a comentar.

Pleca Instagram Deportes

Comentarios