‘Tu huella es el camino, tu bandera es de paz’: una instalación en honor a los migrantes

En el marco de su proyecto Frontera y Migración, que inició hace más o menos 20 años en la línea divisoria entre Tijuana y San Diego, la artista conceptual contemporánea Betsabeé Romero –nacida en el Distrito Federal en 1963 y una de las artistas más reconocidas del país en el extranjero–, montó ayer, 7 de octubre, en la playa fronteriza, la instalación Tu huella es el camino, tu bandera es de paz. Betsabeé explicó que esta instalación es itinerante. En mayo estuvo en la frontera entre Ciudad Juárez, Chihuahua, y El Paso, Texas, y en noviembre próximo planea llevarla a la línea que divide Agua Prieta, Sonora, y Douglas, Arizona.

instalación migrantes
vía twitter

Asimismo, en entrevista con medios, la artista indicó que desde el inicio del proyecto quería hacer algo que tuviera que ver con la frontera:

Construir líneas transversales, opuestas, contrarias a las del muro y cruzarlas, pero con la memoria, la significación de esos pasos, de esa huella que han dejado los trabajadores migrantes que siempre han llegado en son de paz y han dejado un camino trazado con sus valores culturales. Es un homenaje a los migrantes que han abierto camino y que han enseñado a los mexicanos de ambos lados de la frontera a resistir y caminar con paso firme por el sendero del trabajo y la amistad con otros pueblos y culturas. 

instalación migrantes
vía Twitter

La instalación consta de 100 banderines elaborados con una varilla metálica de aproximadamente dos metros de largo, en la que insertó el mismo número de hormas madera para fabricar tenis. En cada una grabó la forma de un pie y una herida con la forma de la frontera, además de una frase relacionada con el tema, todo coronado con una bandera blanca. Los lábaros, 50 del lado mexicano y 50 del lado estadounidense –entre el Parque de la Amistad, ubicado en la playa de Tijuana, y el Border State Park, de San Diego– están orientados para cruzar el bloque de tubos que divide a ambos países con dirección a Estados Unidos. Betsabeé también comentó acerca de las hormas de zapatos: “Son de los años 70, eran de una marca de tenis mexicanos que tronó. Y pensaron que yo podía hacer algo con ellos. Me encantaron estos objetos de madera, que para mí tienen una simbología mitológica, desde la creación del hombre, el hombre de madera”.

La instalación solamente estará dos días en las fronteras –ayer sábado y hoy domingo, (7 y 8 de octubre)– pues aunque en el lado mexicano tuvo el apoyo de las autoridades municipales de Tijuana, por parte del instituto de cultura, y el Centro Cultura de Tijuana, en Estados Unidos se le cobró por la permanencia de su obra mil 200 dólares diarios.