Cine

Harvey Weinstein: El escándalo que ha cimbrado a Hollywood

¿Si todo mundo sabía lo de Harvey Weinstein, por qué no se había investigado?

Harvey Weinstein es uno de los productores más importantes de Hollywood. En la década de los setenta fundó junto con su hermano la distribuidora Miramax, productora de películas como Cinema Paradiso, o Mi Pie Izquierdo para después venderla a Disney. Para la década de los noventa crearía The Weinstein Company, responsable de películas como Pulp Fiction, Trainspotting, Scary Movie, El Señor de los anillos y una gran cantidad de películas que le han valido más de 80 premios oscar y 350 nominaciones a los Premios de la Academia.

Sin embargo, la semana pasada The New York Times publicó un reportaje sobre la otra cara de Weinstein, en donde le describe como un deprerador sexual, que durante 30 años acosó al menos a 8 mujeres con las que llegó a acuerdos económicos para que no lo denunciasen. Una secretaria, tres asistentes, modelos y actrices entre las que destaca Rose McGowan, que tras la revelación se ha vuelto en una de las voces más activas en redes, para que todas las personas que pudieron ser agredidas por Harvey Weinstein den un paso al frente y denuncien.

Tal es el caso de la actriz Ashley Judd, quien declaró para el mismo medio que durante la filmación de El Coleccionista de Amantes en 1997, Weinstein le citó para una reunión de trabajo en un hotel de Beverly Hills, en donde le propuso darle un masaje en el cuello o verlo mientras se bañaba.

Judd logró huir, no así otras mujeres.

The Weinstein Company anunció la salida de Harvey Weinstein, al tiempo en el que Meryl Streep, quién en la pasada entrega de los globos de oro se refirió a él como un Dios, aseguró que no tenía idea de lo que el productor había hecho con otras mujeres.

Las mujeres intrépidas que alzaron sus voces para exponer sus abusos son nuestras heroínas.

Mientras tanto, diversas actrices y actores, como Kevin Smith, Seth Rogen, Lena Dunham y Amber Tamblyn, han alzado la voz para que todos aquellos actores y directores que se beneficiaron económicamente de su relación laboral con Weinstein mientras ocurrían estos abusos den un paso adelante, pues al callar u omitir estos abusos pudieron convertirse en cómplices del sexismo que ha rodeado a Hollywood.

Y es que la pregunta vuelve a ser la misma: ¿Si todos sabían lo que hacía, por qué no se había investigado?

Comentarios