En Alemania se concede primera adopción a pareja gay

Y en noticias que esperamos le provoquen a Esteban Arce unos buenos cólicos, en Alemania siguen con la “moda” –dice el exconductor de El Calabozo– de respetar los derechos de todos sus habitantes, así que luego de dar luz verde al matrimonio entre personas del mismo sexo, llegó el siguiente paso: permitir que estas parejas puedan adoptar.

De acuerdo con la Asociación de Gays y Lesbianas de Berlín y Brandeburgo, una pareja oriunda de la capital teutona se convirtió en el primer matrimonio homosexual en adoptar a un niño. La adopción se habría autorizado desde el pasado 5 de octubre por un tribunal de Tempelhof-Kreuzberg, un barrio ubicado al sur de Berlín. Apenas el 1 de octubre entró en vigor la legalización de los matrimonios gays, lo cual abrió la puerta para que estos tuvieran el derecho a la adopción.

¿Fue trámite exprés? No tanto. La pareja compuesta por Michael y Kai Korok se casó el pasado 2 de octubre, pero el trámite para la adopción de Maximilian, un niño de dos años, inició desde varios meses antes. Para concretizar el proceso, sólo era necesario presentar el acta de matrimonio. “Es un gran paso para los gays y lesbianas con ahora mayor seguridad jurídica”, señaló el portavoz de la asociación de Gays y Lesbianas de Berlín, Jörg Steinert.

Pese a que cuidaban de Maximilian desde su nacimiento, las autoridades se negaban a conceder la adopción. Ante esto, la pareja había amenazado con acudir ante el Tribunal Constitucional. Lo anterior ya no fue necesario, luego de que en junio el Bundestag aprobó la llamada ley “matrimonio para todos”, a la cual se oponía la mismísima canciller alemana, Angela Merkel.

De acuerdo con cifras hechas de la Oficina Federal de Estadística alemana, en 2015 existían al menos 94 mil parejas del mismo sexo, de las cuales 43 mil se habían registrado formalmente ante las autoridades, gracias a una ley aprobada en 2001.