Arrumban víveres, ropa y ayuda para damnificados en Venustiano Carranza

La solidaridad nos duró apenas un par de semanas. Después de los grandes gestos de ayuda y de empatía, las cosas han vuelto a su normalidad. De acuerdo con algunos reportes periodísticos, víveres donados para ayudar a las personas damnificadas por los sismos de septiembre se venden en tianguis y puestos callejeros de la Ciudad de México. Los productos, rotulados con mensajes de aliento o la palabra “donado”, se comercializan en mercados sobre ruedas de las delegaciones Gustavo A. Madero, Iztapalapa y el municipio de Nezahualcóyotl. Latas de frijoles, de atún, papel higiénico, agua, aceite y sobres de sopa son algunos de los abarrotes que se comercializan a una fracción de su precio original.

En los últimos días también se informó que miles de vivales cobraron el apoyo para renta que ofreció el Gobierno de la CDMX cuando sus casas no fueron afectadas por el temblor.

Centro de acopio de víveres
Foto: Notimex-Guillermo Granados

Y los casos siguen y siguen. La delegación Venustiano Carranza, encabezada por el perredista Israel Moreno Rivera, es otro ejemplo de este fenómeno. Cientos de litros de agua embotellada, comida, cubetas para retirar escombros, ropa, pañales, cobijas y juguetes donados para las personas afectadas por los sismos se encuentran arrumbados en oficinas no autorizadas como centro de acopio en el Velódromo Olímpico Agustín Melgar.

De acuerdo con una investigación del periódico Reforma, desde el pasado 2 de octubre, las donaciones para los damnificados están ocultas bajo una lona en la planta baja de los despachos administrativos. Una fuente, con acceso al lugar, declaró al diario: “Aquí lo que está pasando es que la gente no está entregando las cosas, si lo traes para acá se le va a dar mal uso a los víveres que están recolectando”.

Arrumban víveres en centro de acopio en la Venustiano Carranza
Víveres abandonados en oficina del Velódromo, en la delegación Venustiano Carranza. Foto: Israel Ortega/ Reforma

Los centros de acopio son definidos en la Ley General de Protección Civil como “el sitio, lugar o establecimiento temporal destinado al almacenamiento y clasificación de víveres, artículos o productos requeridos para ayudar a la población que se encuentra en situación de desastre”. El Gobierno de la Ciudad de México sólo autorizó tres centros en la delegación dirigida por Moreno Rivera: en los deportivos Moctezuma, Pino Suárez y Venustiano Carranza. De acuerdo con la publicación, hasta el día de ayer, 10 de octubre, las autoridades delegacionales seguían solicitando donaciones en sus albergues y centros de acopio.

El delegado todavía no ha salido a aclarar esta situación.