Justin Trudeau sigue echando rostro en México… ahora fue al Senado

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, se encuentra de visita diplomática en nuestro país. El día de ayer, el político armó despensas en la Cruz Roja de Polanco para los damnificados por los sismos de septiembre, rindió homenaje a los Niños Héroes en Chapultepec y, momentos después, se reunió con el presidente Enrique Peña Nieto en Palacio Nacional, donde mantuvieron una reunión privada. En un paseo por el recinto, el representante del Ejecutivo le mostró miembro del Partido Liberal una galería en reconocimiento al apoyo brindado por el gobierno canadiense después de los movimientos telúricos que sacudieron el centro y sur del país.

En un mensaje compartido, EPN indicó que su administración busca una renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que beneficie a las tres naciones que lo integran. El priista aseguró que los beneficios del pacto no pueden ser solamente para uno de los países involucrados “ni podemos ser rehenes de una sola posición”. Sobre la posibilidad de que se busquen acuerdos bilaterales, Trudeau indicó que analizarían todas las propuestas que se pongan sobre la mesa.

Justin Trudeau y Enrique Peña Nieto
Foto: Notimex

A la hora de la sesión de preguntas y respuestas, una reportera ocupó su turno para cuestionarle al presidente Peña Nieto cuál era su posicionamiento respecto al conflicto España-Cataluña… y también para lamentar que el protocolo no le permitiera sacarse una foto con el cotizadísimo político liberal. Al terminar el acto, Trudeau accedió a sacarse una fotografía con la comunicadora de la cadena RadioFórmula. “Lo amo”, le espetó la reportera a la hora de endilgarle un abrazo y tomarse una instantánea con el susodicho, su esposa, y la pareja presidencial mexicana.


Este viernes 13 de octubre, el primer ministro canadiense siguió echando rostro por estos terruños. En esta ocasión, Justin Trudeau acudió al Senado de la República, en donde encantó a los legisladores, quienes no se cansaron de vitorear y aplaudirle cada una de sus participaciones. En su segundo día de visita, el político escuchó el llamado de los senadores para defender el TLCAN. “Esta visita es una muestra clara de la relación entre ambos países, se trata sin duda se una relación provechosa y de respeto mutuo, de una relación comercial que debe defenderse”, aseguró el panista Ernesto Cordero Arroyo, presidente del Senado.

El “rebelde” del PAN  señaló que ni México ni Canadá son el problema de Estados Unidos y que, más bien, los tres países juntos son la solución para los problemas de la región.

Trudeau contestó que el reto del TLCAN es, justamente, lograr que todos salgan beneficiados de la negociación, por lo que le pidió a los legisladores mexicanos mejorar las condiciones salariales y laborales de los trabajadores del país. “Es necesario que se consigan mejores normas, mejores salarios y mejores condiciones de trabajo. Por ello, tenemos que nuestras prioridades políticas son las de nuestros ciudadanos”, afirmó el político.

Justin Trudeau y Peña Nieto
Foto: Notimex- José Pazos

En un fragmento de su discurso, el primer ministro de Canadá habló sobre la trata y la desaparición forzada en nuestro país (la Ley General de Víctimas fue aprobada ayer, 12 de octubre, después de dos años de discusión y más de 30 mil personas desaparecidas).  En otro momento de su intervención, Trudeau citó a Benito Juárez y en español dijo: “entre los individuos como entre la naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”. Seguramente a los senadores les dolerán las manos por semanas debido al estruendoso aplauso que le recetaron a Justin Pierre James Trudeau, de 45 años.

El político canadiense afirmó que ni México ni Canadá se quedarán de brazos cruzados y buscarán una solución pacífica para la crisis política que se vive en Venezuela. “Continuaremos trabajando con nuestros socios latinoamericanos para restaurar la democracia”, dijo Trudeau, quien señaló que el régimen del presidente Nicolás Maduro viola el Estado de derecho, los derechos humanos y la democracia. Ya para terminar, el “encantador” primer ministro aseguró que aunque no fueran vecinos, ambos países seguirían siendo “amigos y socios”, pues la relación va más allá de la geografía. “Espero que siempre sigamos siendo socios, amigos. ¡Por un Canadá mejor, por un México mejor! ¡Viva Canadá! ¡Viva México!”, se despidió.

El primer ministro regresará a Ottawa este mismo viernes a las 14:50 hrs.

Comentarios