La historia de Timo Werner y el golpe que causó que ya no pueda jugar “con ruido”

Uno de los delanteros jóvenes más prometedores en el mundo es el atacante del RB Leipzig, Timo Werner. El alemán de apenas 21 años anotó 21 goles en 36 partidos de liga la campaña pasada y esta temporada lleva cinco tantos en seis partidos en la Bundesliga.

Werner es seleccionado de su país, fue bota de oro en la Copa Confederaciones y hasta se dice que es buscado por el Barcelona. Sin embargo, a raíz de un codazo que le propinó Gonzalo Jara precisamente en la final de la Confederaciones, ahora el delantero padece de una extraña condición que podría impedirle desarrollarse de la mejor manera como futbolista y es que el goleador no puede jugar cuando “hay mucho ruido”.

Así es, leyeron bien, Timo Werner no puede disputar partidos cuando el ambiente genera muchos decibeles. El tremendo golpe que le pegó el zaguero chileno al atacante alemán le causó un “bloqueo en los músculos propios de la columna cervical y de la articulación temporomandibular”, que se agrava cuando el ruido es demasiado fuerte y le provoca estés, molestias musculares y dolor intenso.

El mes pasado, el RB Leipzig visitó al Besiktas en un partido de Champions League. Werner intentó jugar con tapones en los oídos pero sólo aguantó 30 minutos y tuvo que ser retirado del campo.

La experiencia en Turquía sirvió para que el Toro Rojo se diera cuenta de cuánto ruido puede soportar su delantero estrella y por ello es que aunque el jugador sí está convocado para el partido frente al Borussia Dortmund, de acuerdo al diario alemán Bild, Werner no disputará el encuentro.

El Signal Iduna Park es uno de los estadios más ruidosos que hay en Europa. Esto se debe en buena medida a que la Yellow Wall, porra del BVB, casi nunca deja de brincar, gritar y cantar apoyando a su equipo. Tomando en cuenta eso y que de todos modos, el delantero no va a rendir si hay mucho ruido, no sorprendería si el cuerpo técnico efectivamente decide no alinear al atacante en el partido de mañana.

El asunto es que este sería el segundo partido en menos de un mes en el que el Leipzig no puede contar al 100% con su delantero estrella y vamos, es un jugador de futbol, evidentemente su trabajo transcurre en lugares ruidosos. Habrá que esperar para ver si el problema tiene una solución definitiva porque sería tristísimo que la carrera de alguien que promete tanto termine por una situación de secuelas de un golpe, por el que Jara ni si quiera fue expulsado. Por lo pronto, no nos queda más que desear que Timo Werner pueda recuperarse y volver a jugar en estadios escandalosos.

YouTube

Pleca Instagram Deportes

Comentarios