Larry Flynt ofrece 10 mdd a quien le de información para destituir a Trump

Larry Flynt, el fundador de la revista porno Hustler, publicó un peculiar anuncio el día de hoy, 15 de octubre, en The Washington Post. En éste, él y la revista ofrecen hasta 10 millones de dólares en efectivo a quien le provea información que lleve a la destitución del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

En el anuncio Flynt enumera seis motivos legales por los que Trump debe ser destituido, mismos que podrían llevarlo a un impeachment: “Hay evidencias fuertes de que la última elección fue ilegítima en muchas maneras y, que tras nueve meses tumultuosos en el cargo, Trump ha demostrado ser peligrosamente inepto”, se lee en en anuncio.

Lectura: ¿Se puede correr a Donald Trump?

Otra de las acusaciones que señala el desplegado, es la incitación “a violentos conflictos civiles con el silbato de perro racial” y “contar cientos de mentiras lisas y llanas” por parte de Donald Trump. Y es que, como recordaremos, Larry Flynt vivió en carne propia los problemas de la división racial en Estados Unidos, cuando en 1978 un sujeto le disparó en repetidas ocasiones por el hecho de haber publicado una sesión fotográfica de un hombre negro y una chica blanca.

Producto del ataque, Flynt quedó paralizado de la cintura para abajo, lo cuál lo llevó también a consumir una serie de medicamentos que, tras una adicción compartida, terminarían con la vida de su esposa en 1987.

El impeachment (acusación en español) es un proceso de destitución y una figura del derecho en algunos países, como Reino Unido, Brasil y Estados Unidos, mediante la cual es posible imputar cargos contra un alto cargo del gobierno, incluido el presidente. El parlamento o congreso debe aprobar el procesamiento y, de proceder, deberá llevarse a juicio al acusado, que podría terminar siendo destituido de su cargo.

Hasta ahora, sólo dos presidentes de Estados Unidos han enfrentado un Juicio Político: Andrew Johnson en 1868 y Bill Clinton en 1998. En ambos casos, el senado no logró reunir los votos suficientes para avanzar en el tema, mientras que en el caso de Richard Nixon, no podemos olvidar que fue el propio presidente quién presentó su renuncia cuando el congreso se preparaba para iniciar el juicio político en su contra por el caso Watergate.

Comentarios