“Aguas locas”, un tinaco y jóvenes universitarios: ¿Qué podría salir mal?

Al estilo de Project X (2010) o Superbad (2007), estudiantes de la Universidad de Guanajuato asistieron a una fiesta que se salió —rápidamente— de control. La historia es esta: el pasado jueves 12 de octubre, en plena conmemoración del Día de la Raza, más de 70 alumnos universitarios fueron a celebrar el cumpleaños de uno de ellos en un salón de fiestas llamado “El Charquito”, ubicado sobre la carretera libre Guanajuato-Silao.

A los jóvenes, de entre 20 y 25 años, les pareció buena idea llenar un tinaco de 500 litros con ese menjurje dulcísimo y mareador conocido coloquialmente como aguas locas. Como era de esperarse, las cosas subieron su tono y la trama tomó nuevas alturas.

Fiesta de aguas locas se sale de control
Foto: Zona Franca

De acuerdo con medios locales, los cuerpos de rescate recibieron reportes de ayuda, en el número de emergencias 911, para atender a una chica que supuestamente estaba herida. Cuando los elementos de Sistema de Urgencias Medicas y de Protección Civil llegaron al lugar se encontraron con que la joven no se encontraba lesionada sino que se le habían pasado las cucharadas, presentaba una congestión alcohólica grave y no respondía.

El personal de Protección Civil declaró que la mayoría de los universitarios se encontraban en estado de ebriedad debido al abuso de ese brebaje resultante de la mezcla entre agüita de sabor y mezcal y otras bebidas aturdidoras.

Para no meterse en problemas, los jóvenes, en una primera instancia, argumentaron que la fiesta era por parte de la Universidad de Guanajuato, información que fue negada por el propietario de “El Charquito”.

Foto: Periódico AM

El fiestón en “El Charquito” fue supendido tras la llegada de las autoridades al sitio. Los estudiantes se retiraron del lugar. El portal SinEmbargo indica que la joven intoxicada fue recogida por su familia.