El significado científico de la “piel chinita” al escuchar música

Tal vez no todo el mundo conozca la sensación, pero ciertas personas alguna vez han experimentado el fenómeno de la “piel chinita” mientras escuchan música. Ya saben, encuentran una buena rola y esta provoca sensaciones similares a entrar en una ducha caliente durante una mañana súper fría.

¿Por qué hablar de esto? La cosa es bastante interesante; resulta que existe un estudio relacionado con la manera en que nuestro procesa las emociones en relación con ciertos sonidos, entre ellos la música. Al parecer, experimentar sensaciones como la ya mencionada -que también se conoce como reflejo pilomotor- como reacción es una cualidad muy especial en el cerebro humano.

Publicada en Oxford Academic y citada en Neuroscience, la investigación perteneciente analizó a 20 individuos por medio de un escáner cerebral. El estudiante de Hardvard Matthew Sachs, quien lideró los experimentos, determino que por lo menos 10 de ellos demostraron sentir la piel chinita cuando escuchaban canciones que les gustaban.

Los análisis demostraron que los sujetos con reacciones físicas y emocionales fuertes, poseían una estructura cerebral diferente. Ellos presentaron mayor densidad en el volumen de las fibras que conectaban su corteza auditiva con las áreas que procesan emociones, permitiéndoles una mejor comunicación. En pocas palabras, mostraron una capacidad aumentada para expresar cada emoción existente.

“La idea de que existan más fibras y estas incrementen la eficiencia entre dos regiones, significa que se tiene un procesamiento óptimo ellas”, dijo Sachs en su publicación.

Por otro lado, las sensaciones también podrían estar asociadas con recuerdos ligados a una canción, haciendo que al escucharla se produzca el mismo resultado. Tal cosa no podría controlarse en un laboratorio, así que todavía quedan muchos estudios por hacer y cosas qué descubrir.

Finalmente, cabe mencionar que Sachs aún está realizando experimentos para analizar la actividad del cerebro humano. Él espera que en un futuro cercano, los doctores puedan ofrecer tratamientos con música para ayudar a resolver o controlar desórdenes psicológicos.

“La depresión causa una incapacidad de experimentar placer en la vida diaria”, agregó el joven científico. “Podríamos usar música junto a un terapeuta para expresar esos sentimientos”.