El primer fiscal general será anunciado hasta pasadas elecciones de 2018, dice EPN

Ya que ayer se dio la sorpresiva renuncia de Raúl Cervantes a la Procuraduría General de la República (PGR) y para que las especulaciones no afecten el proceso electoral, el presidente Enrique Peña Nieto anunció que el primer titular de la Fiscalía General de la República será escogido hasta que pasen las elecciones de junio próximo. Es decir, el fiscal será anunciado en el último semestre de la actual administración federal.

Recordemos que la designación del mentado fiscal ha sido polémica, toda vez que Cervantes ya la tenía amarrada por un “pase directo” que legisladores pelearon para desaparecer… eso de tener a un favorito de la administración de EPN por nueve años en la Fiscalía no parecía un negocio libre de corrupción (ya ven que nos gusta ver hechos corruptos donde no los hay). El caso es que mientras todo mundo señala que la renuncia de Cervantes se dio como berrinche por no haber obtenido la Fiscalía, el ahora exprocurador aseguró que su salida fue para salir del “estancamiento” legislativo que su nombre ocasionó. El muy sacrificado se fue a sacar para su nuevo Ferrari a otro lado, con tal de que se den las reformas necesarias para tener la Fiscalía que merecemos.

La idea fue retomada por Peña, al referirse a la renuncia de Cervantes: “Creo que él más bien tomó la decisión de retirarse de la Procuraduría, y dijo, ‘a ver, ni quiero ser parte de este juego ni prestarme a que haya especulaciones y sólo ser alguien que con esas polémicas desgaste a la institución’”, señaló.

En fin, el caso es que el funcionario transexenal que nos dejará la administración peñista será dado a conocer cuando su anuncio no afecte a Meade, digo, al candidato presidencial del PRI (por obvias razones vinculado a EPN). Y aunque no son pocos los que dicen que lo ocurrido ayer fue para que Cervantes –ya sin ser procurado – no tenga broncas en ser ungido como fiscal (al romperse el “pase directo”), Peña Nieto dejó la incógnita de a quién se le ocurrirá dejar en el cargo. Bueno, nomás dio unas ligeras pistas, al señalar que tiene ser una persona que tenga tres cualidades: amor a México, experiencia en el sector público y una propuesta clara.

“Lo que menos queremos es vivir bajo un régimen autoritario, bajo un régimen donde no se respete la ley, donde no se respete la participación ciudadana, se prive o se castigue la libertad de expresión, y tenemos ejemplos claros de eso, de países donde precisamente se postuló cambiar lo que era entonces catastrófico y terminaron peor, terminaron mal y siguen muy mal”, señaló el titular del Ejecutivo al echarle porras a su administración por haber dado fin a la polémica del #FiscalCarnal… por ahora. A ver si en un año no lo tenemos de vuelta.

Comentarios