¿La imagen más triste del año? Una perrita rescata a su cría calcinada tras los incendios Galicia

Hace unos días, una ola de incendios arrasó algunas zonas en Galicia, España. El acontecimiento no sólo dejó un saldo de 30 muertos y acabó con miles de hectáreas de vegetación, ya que también generó imágenes desgarradoras. Una de ellas, que incluye a una pobre perrita y a su cría, se ha vuelto viral por partir el corazón de las personas en las redes sociales.

La imagen fue capturada por el fotógrafo de la EFE, Salvador Sas, quien estuvo presente para documentar lo ocurrido tras el incendio de Chandebrito, Pontevedra. Mientras tomaba fotos en todo el lugar, el sujeto encontró a un canino con una figura extraña en su hocico y, al mirar más de cerca, se dio cuenta de que se trataba de su cría calcinada.

Galicia - Una perrita sostiene a su cría calcinada
Foto de Salvador Sas//EFE

De acuerdo con el relato de Sas, en un principio le pareció que cargaba un tronco, pero rápidamente se dio cuenta de que no era así. Ver el cuerpo ennegrecido del cachorrito no sólo le rompió el corazón a los presentes, porque todo internet (incluyéndonos) piensa que la escena puede sacarle una lágrima a cualquiera.

“Estábamos los fotógrafos esperando y vi al perro pasar por el camino que se ve en la foto, a nuestro lado, con algo en la boca”, dijo Salvador Sas durante una breve entrevista con un diario local. “No lo soltaba ni loca”.

Al ver la fotografía, el Partido Antitaurino Contra el Maltrato Animal (PACMA) no sólo la convirtió en su imagen representativa, sino que la usó para reivindicar su Plan de Evacuación de Animales en Catástrofes. Esta fue presentada en el Ministerio de Interior, en Galicia, de modo que se pueda dar mayor atención a las pobres criaturas que queden atrapadas en incendios y otros desastres.

En fin, de corazón deseamos que esta iniciativa se ponga en marcha. Los animales también merecen una oportunidad de recibir ayuda durante incidentes desafortunados; todo sea por no ver cosas tan tristes como esta tan a menudo.