Rajoy anuncia que suspenderá autonomía de Cataluña para “restaurar legalidad”

Ante la negativa de las autoridades de Cataluña a desdecir la declaratoria de independencia hecha hace unos días, el gobierno encabezado por Mariano Rajoy anunció que iniciará el proceso constitucional para suspender la autonomía de la región. Esto con base en el tan mencionado artículo 155.

Fueron dos las ocasiones en que Rajoy instó al líder de la Generalitat, Carles Puigdemont, a aclarar la situación catalana, toda vez que cuando declaró la “desconexión” de Cataluña, inmediatamente suspendió ésta con el objetivo de instaurar una mesa de diálogo con el gobierno español y, así, hacer que la transición se diera de forma no unilateral. Sin embargo, las autoridades españolas solicitaron establecer si la declaratoria independentista seguía en pie, o no, para así activar el artículo 155 y hacer que Cataluña regresara a “la legalidad”.

Puigdemont nunca respondió a la solicitud de Rajoy y, en lugar de ello, solicitó tiempo para comenzar las mesas de diálogo. El último llamado del gobierno español tenía como fecha límite de respuesta el día de hoy, jueves 19, a las 10 am (hora local) y, dado que el líder separatista nuevamente se rehusó a esclarecer la situación política catalana, Rajoy anunció que se comenzará con el proceso para imponer mandato directo a Cataluña, una acción sin precedentes que atacará a la autonomía de la región, con la que se busca acabar con la declaratoria independentista del pasado 10 de octubre.

En un comunicado, Mariano Rajoy señaló que se invocará el artículo 155 constitucional, el cual otorga facultades al gobierno central para suspender la autonomía de la administración regional de Cataluña. Aún se desconocen cuáles serán las medidas con las que esto se llevará a cabo. Será el próximo sábado cuando el gabinete de Rajoy se reúna para acordar las medidas que se tomarán para “establecer el orden constitucional”. Éstas, a su vez, serán presentadas ante el Senado, para su aprobación. Cabe señalar que el Partido Popular (el de Mariano Rajoy) es mayoría en el Senado, por lo que se prevé que el 155 se implemente sin ninguna objeción.

Minutos antes del anuncio de Rajoy, Puigdemont amenazó con – ahora sí – declarar la independencia de Cataluña si el gobierno español seguía rehusándose a entablar diálogo. En carta dirigida al presidente de España, el separatista aclaró que la declaratoria de independencia continuaba suspendida, pero que la votación formal en el Parlamento para activarla podría ser convocada, en caso de que el “Gobierno del Estado [persistiera] en impedir el diálogo y en continuar con la represión”. Esta comunicación fue hecha 10 minutos antes de que concluyera el plazo del ultimátum hecho por Rajoy. La respuesta no fue del agrado del gobierno español y ahora habrá que esperar la contestación de Carles Puigdemont: si declina a la declaratoria de independencia (y así da lugar al diálogo) o espera a conocer las medidas que se activarán para implementar el artículo 155 de la Constitución española.