Con esperanzas en producción petrolera y más deuda, diputados aprueban Ley de Ingresos 2018

Con un mínimo de cambios, los diputados aprobaron ayer la Ley de Ingresos 2018. De acuerdo con lo votado, con un adicional de 43 mil 291 millones de pesos, los cuales – en teoría – se utilizarán para la reconstrucción en los estados afectados por los terremotos de septiembre, el monto total asciende a 5.2 billones de pesos.

El aval de los ingresos propuestos por el Ejecutivo en el paquee económico enviado al Congreso desde el pasado 8 de septiembre se dio un día antes de vencerse el plazo legal. Según reporta El Universal el incremento de 43 mdp destinados a la reconstrucción saldrá de la actualización del precio del petróleo, que de 46 se prevé suba a 48.5 pesos dólar y al tipo de cambio promedio, de 18.10 a 18.40 pesos por dólar… variables determinadas por la Secretaría de Hacienda y no por los integrantes de la Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados, como corresponde legalmente.

El “pero” a lo anterior, se pone al saber que la consideración de Hacienda para creer que podrá recaudar más con el petróleo… sin considerar que tan solo entre agosto y septiembre de este año, se reportó una caída del 10% en la producción petrolera: de mil 932 miles de barriles diarios, se cayó a mil 732 miles de barriles, dejando la producción a niveles que se veían en los años 80, señala Proceso. “Un dato que muestra el nulo trabajo legislativo en relación con la Ley de Ingresos y que fue la Secretaría de Hacienda la que hizo los cambios y las nuevas proyecciones”, apunta el semanario.

Por otra parte, se tiene contemplado un mayor ingreso por la vía tributaria y no tributaria. Y aquí es donde hubo disputas entre legisladores. Ya que 3 mil 989 millones de pesos corresponden a la actualización del impuesto sobre la renta (ISR) a personas físicas, pero el PRI aseguró que no hay aumento a las tasas, mientras que Morena explicó que los asalariados sí pagarán más por sus ingresos.

“Las tarifas cambian cuando la inflación acumulada entre el último mes que se utilizó para actualizarlas y el último del ejercicio fiscal exceda 10 por ciento; las modificaciones de los umbrales de ingreso implican que algunos contribuyentes tendrán menores tasas de ISR y otros, cuyas percepciones aumenten, no pasarán a una tasa más elevada”, señalaba una tarjeta distribuida por legisladores del tricolor. Sin embargo, en tribuna, el diputado de Morena, Vidal Llerenas, aclaró que habrá quienes actualicen su tasa en el gravamen y sobre ellos se recargará el incremento de la recaudación previsto en la Ley de Ingreso. “Es confuso, pero cada quien lo verá en su quincena, a partir de enero”.

De entre tantas previsiones, se contempla que, para completar los ingresos adicionales, se solicite un endeudamiento interno para el gobierno federal por más de 100 mil millones al que se tenía previsto originalmente. Así, de 405 mil 152 millones de pesos, los diputados dieron chance de subir pedir un endeudamiento interno por 505 mil 224 millones 700 mil pesos… pese a que la deuda en esta administración ya casi alcanza los 10 billones de pesos.