La violencia continúa: se registran atentados en Michoacán y Colima

Este viernes 20 de octubre, el presidente municipal de Coalcomán, Michoacán, fue atacado a balazos. El edil perredista José Misael González Fernández fue emboscado en la carretera Coalcomán-Tepalcatepec por un grupo armado. El comando abrió fuego en contra del vehículo en el que el alcalde se transportaba en compañía de un policía municipal y otra persona, de acuerdo con los reportes periodísticos.

González Fernández recibió un impacto de bala en el hombro; su estado de salud es estable. Un tripulante del automóvil fue trasladado en helicóptero a un hospital de Morelia, la capital del estado. La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Michoacán indicó que reforzarían el operativo policial en ese municipio para localizar a los responsables de la agresión y que no bajarían la guardia ante la delincuencia.

Apenas el pasado 6 de octubre,Stalin Sánchez González, presidente municipal de Paracho fue asesinado afuera de su domicilio.

Este mismo viernes, el alcalde priista Crispín Gutiérrez Moreno de Ixtlahuacán, Colima, fue asesinado a balazos mientras circulaba por la Autopista Manzanillo-Guadalajara. La policía estatal detuvo a dos de los presuntos criminales cerca de una capilla religiosa. “Este terrible hecho confirma la dimensión de los retos que tenemos los 3 órdenes de Gobierno en materia de seguridad pública”, dijo José Ignacio Peralta Sánchez, gobernador del estado.

Estos dos casos se suman a los asesinatos de Francisco Tecuchillo Neri, alcalde de Zitlala, Guerrero, asesinado el pasado 14 de octubre, y del priista Manuel Hernández Pasión, presidente municipal de Huitzilan de Serdán, Puebla, quien perdió la vida el 1o de octubre después de que lo emboscaran en una carretera.