Editors Choice

Así ha sido la evolución de Paramore a través de su discografía

Por: Stephania Carmona

Fue en el año 2005 cuando Paramore comenzó a llamar la atención de propios y extraños en la escena musical. A 11 años de su álbum debut, se ha convertido en una de las bandas de punk rock consolidadas en todo el mundo. La agrupación liderada por Hayley Williams ha pasado por muchos altibajos; rupturas, cambios en la alineación, matrimonios y regresos. Todo esto ha sido plasmado en las letras de sus canciones e incluso en el arte de sus discos.

All We Know is Falling (2004)

En 2004 Hayley Williams (voz), Josh Farro (guitarra líder y coros), Zac Farro (batería) y Jeremy Davis (bajo) dan inicio a Paramore. Antes del lanzamiento de su primer disco, Jeremy Davis decidió bajarse del barco y no seguir en la banda. Ese acontecimiento inspiró la portada de All We Know is Falling. Un sofá rojo con una sombra alude a el hueco que Davis dejó en la agrupación, pero que cinco meses más tarde regresaría para tocar el bajo con ellos.

Como buenos adolescentes incomprendidos, las letras en sus canciones son algo caóticas. De alguna manera buscaban expresar sus más profundos pensamientos y la emotividad de esos sentimientos de frustración y soledad, quedaron plasmados en los guitarrazos incluidos en cada canción. La combinación de emociones y melodías es bastante fuerte, no por nada se convertirían más adelante en uno de los estandartes emo de la música.

Riot! (2007)

Tres años después publicaron Riot!, el disco que los pondría en el radar. Para este, el productor David Bendeth declaró en una entrevista para Billboard que Hayley y Josh fueron una dupla fantástica al momento de componer las canciones. El arte del disco fue diseñado por Hayley bajo el concepto del alboroto que la gente hace en los conciertos. Y sí, el mismo disco inspiró hasta su color de cabello, pues quería que todo girara en torno al color naranja. Musicalmente, a comparación del primer álbum, Riot! es más agresivo tanto lírica como melódicamente. Las canciones tienen más fuerza pero menos sentimentalismo.

Brand New Eyes (2009)

Tras una extensa gira con Riot! los problemas se comenzaron a surgir entre ellos. Sin embargo, lograron crear Brand New Eyes ( 2009) con la filosofía de ver las cosas con una perspectiva diferente. Especialmente después de una lucha interna entre ellos y consigo mismos. Los tintes de pop comienzan a asomarse poco a poco en esta etapa de Paramore, incluso la voz de Hayley Williams comienza a sonar un poco más armoniosa y dulce a comparación de los discos anteriores. Los videos musicales de los sencillos también son más coloridos. Fue casi como si un aire de optimismo golpeara de pronto el sonido de la agrupación pero al mismo tiempo no se atrevieran a dejar del todo su zona de confort.

Paramore (2013)

Este disco homónimo se dio a conocer en el 2013, ahora con dos miembros menos: los hermanos Farro. Zac y Josh abandonaron la banda bajo el argumento de ser menospreciados. Las canciones en este álbum hablan sobre lo difícil que es darse cuenta del mundo de responsabilidades que te esperan cuando creces. Si bien existen grandes canciones en él como “Fast In My Car”, hay otras no tan acertadas, lo cual era un poco predecible considerando que el cambio de alineación les repercutiría de alguna forma. Eso sí, la implementación de sintetizadores y un sonido más inclinado a lo garaje rock lo hacen un álbum innovador, con canciones un poco bailables y frescas en el que se alejan por ratos de su onda rockera.

After Laughter (2017)

Éste quizás es lo opuesto al primero, pues si bien todavía mantienen su esencia rock punk,  Hayley Williams y compañía no tuvieron miedo de reinventarse completamente y explorar más su lado popero (que se asoma cada vez más en sus discos). Luces de neón y colores pastel, hacen de After Laughter un disco ochentero adaptado a nuestros días, y de alguna manera renacen con un concepto musical nuevo lleno de rolas llamativas y digeribles. Claro que no todo es miel sobre hojuelas y aunque la nueva imagen de la banda y su sonido es muy dulce, basta el analizar sus letras para ver que no es así del todo y en esta placa discográfica, Hayley nos cuenta un poco de la depresión que sufrió hace dos años, tal y como lo mencionó en una entrevista para The Fader.

Rockeros, emos y ochenteros, son algunas de las facetas que Paramore nos ha mostrado a lo largo de 11 años.  A veces hay que reinventarse para mantenernos vivos o a gusto y justamente, esa es la filosofía de vida que Hayley Williams y su equipo nos siguen mostrando con cada producción, de las cuales hemos sido testigos mientras crecemos también, por lo que son y serán siempre de nuestras bandas favoritas.

Comentarios