Lo más reciente sobre el presunto abuso sexual contra la activista Yndira Sandoval

El lunes 23 de octubre el periódico La Jornada publicó una entrevista con Yndira Sandoval Sánchez, defensora de derechos humanos. En el texto, la activista denunció el presunto abuso sexual del cual fue víctima en Tlapa de Comonfort, Guerrero, antes de ofrecer una conferencia sobre prevención, detección, atención, sanción y erradicación de la violencia contra las mujeres en la Universidad Autónoma del estado. Sandoval Sánchez relató que, después de ser detenida de “manera injusta”, una policía la sometió y “penetró violentamente con los dedos”.

Yndira también contó el proceso de revictimización y acoso al que fue sometida por parte de las instituciones que, se supone, tenían que apoyarla en este tipo de situaciones, hicieron lo contrario. El ministerio público, la Fiscalía Especializada de Delitos Sexuales, los químicos, la sicóloga. Todos.

La Fiscalía General de Guerrero informó que ya abrió una carpeta de investigación del caso y que realizaron dictámenes en toxicología, psicología, criminalística y fotografía, además de un certificado médico ginecológico y proctológico. El gobernador de la entidad, el priista Héctor Astudillo, señaló que se llevaría a cabo una investigación “seria, profunda y objetiva” y que no se tolerarán actos que vulneren la integridad de niñas y mujeres en la entidad. “Cualquier acto de violencia de género es condenable”, tuiteó el mandatario.

Acto seguido, algunas grabaciones que muestran a Yndira Sandoval en presunto estado de ebriedad al momento de ser detenida fueron filtradas —por las autoridades— a diferentes medios de comunicación. ¿Revictimización? ¿Dónde?

Yndira Sandoval, activista
Foto: Facebook

Claudia Juárez Gómez, la policía preventiva señalada directamente por la activista, se defendió a través de redes sociales de las acusaciones que se le imputan; en su cuenta personal de Facebook indicó que es incapaz de cometer semejante ataque. “Soy incapaz de hacer algo como lo que se me acusa, estoy dispuesta a encarar la verdad y a esta señorita, yo no soy una gente importante ni preparada pero no soy una violadora”, comentó Juárez Gómez en su publicación.

La policía aseguró que ella no hizo más que proteger a la activista, ya que esta se encontraba en “total estado de ebriedad”, “se había quitado su ropa interior”, “alteraba el orden público” y se había negado a pagar un servicio en una clínica.

Lectura: Defensora de derechos humanos acusa violación por parte de policía de Tlapa, Guerrero

En una grabación, publicada horas más tarde, la policía denunció que Yndira se burló de ella y le llamó “indígena ignorante”. “No se me hace justo que siendo una defensora de mujeres se venga a burlar de nosotras, venga a querer humillarnos diciéndonos que somos policías mediocres, queriéndonos dañar”, aseguró Claudia Juárez en el video. La presunta autora del ataque sexual contra la activista también indicó que Sandoval Sánchez les presumió sus conexiones con “influyentes” personajes.

Al igual que Yndira, solicitó el apoyo de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y de las mujeres indígenas del municipio. “Le pido a que me ayuden a las mujeres indígenas a que me ayuden, a que no me dejen sola, a que no permitan que esta mujer que venga de fuera me trate de calumniar a mí”, declaró la policía preventiva de Tlapa.

Yndira Sandoval, activista
Foto: Facebook

Este martes 24 de octubre, Yndira Sandoval indicó en su cuenta de Facebook que ella sabía de la existencia de las grabaciones que se filtraron ayer y que, aun así, decidió denunciar el abuso en su contra. “Sabía la criminalización que harían y denuncié, el sexo de mi agresora generó subestimación jurídica desde las primeras horas de denuncia ante la procuraduría nada extraño en un sistema heteronormado y hacerlo público sabía que colocaría al patriarcado como principal actor, dejando ver solo desde la versión machista que la víctima y la principal agresora en esta cadena de violencia tuvieran rostro de mujer”, escribió la activista.

“Sabía que esto pasaría, sabía que vendría más violencia en mi contra y aún así decidí no callarme. La justicia no la espero de un régimen opresor, patriarcal y machista, pero la buscaré en los términos en los creo que nos son otros que los derechos humanos, la perspectiva de género y el debido proceso”, indicó la defensora de los derechos de las mujeres.

Notas relacionadas:

Comentarios