Murió Mario Vargas, el hombre que puso “fuego en la pista”

Quienes tengan una tía locochona o se hayan aventurado a comprar en el metro su mp3 con “Lo más picudo de la Música Disco” reconocerán su voz… y ni hablar de quienes diariamente sintonizan Stereo Cien (la del delfincito). Hablamos del legendario locutor Mario Vargas, quien lamentablemente murió ayer.

Considerado con justa razón como una de las voces más identificables de la radio, gracias a su emblemático programa “Back to the Disco”, don Mario Vargas poseía un muy particular estilo para presentar los temas basado en ingeniosas frases… la verdad muchas de ellas dejando al escucha con cara de “qué onda”, pero con su timbre de voz se compensaba la imaginería.

 

Vargas inicio su carrera en estaciones de San Diego y Los Angeles, California. También se dio sus vueltas por el norte de Texas, pero fue en México donde se consolidó. Primero en Guadalajara, donde laboró por algún tiempo, para después ser llamado a la Ciudad de México, en Stereo Cien, donde trabajó por 33 años y se convirtió en toda una leyenda de la locución.

“Para mí de los 60 a 70, quizá hasta 80 han sido los mejores años porque ahí se dieron a conocer personas de muchísimo talento”, señaló en entrevista con toda la boca llena de razón (para algunos)… aunque argumentos no le faltaban. “La música era diferente, tenía mayor profundidad, más valor, más academia antes de que se convirtiera en esta cosa más superficial”.

Se desconoce las causas de la muerte del hombre que puso “Fuego en la pista”. Stereo Cien se encargó de confirmar la triste noticia por medio de una imagen con un micrófono, un moño negro y el mensaje: “Descanse en paz el comunicador, el maestro y gran amigo Mario Vargas”.

Comentarios