Un árbitro indigno, un Cruz Azul con corazón y un América decepcionante

Por Daniel Montes de Oca | @montesdeoca11

 

Los árbitros en México tienen todo menos sentido común. Se disputaba el minuto 44 del Clásico Joven y en una jugada por el tiro de esquina cercana al área del América, Christian Giménez barrió a Paul Aguilar; el defensa hizo teatro y al silbante solo le faltó aplaudir, pues de manera inexplicable expulsó al Chaco.

El juego estaba 0-0 y una alineación celeste muy cuestionada en la que no estuvieron Jesús Corona, Martín Rodríguez o Gabriel Peñalba, que ni a la banca salieron, le estaba dando batalla al ‘todopoderoso’ América.

Sin embargo, el desconocido Marco Antonio Ortiz con el poder del silbato decidió arruinar el partido, pues en el complemento con 10 hombres La Máquina compitió y fue un digno rival, pero no logró soportar la presión de las Águilas.

Diego Lainez y Renato Ibarra no pudieron desbordar ni darle profundidad a los locales por los costados; Darwin Quintero fue bien nulificado, y Oribe Peralta participaba poco, además de que no tuvo opciones de gol.

En el segundo tiempo Pablo Aguilar falló un cabezazo solo y sin arquero, pese a tratarse de la especialidad de la casa, pero minutos más tarde, a través de un tiro libre ejecutado por Quintero, el futbol le brindó una revancha y el paraguayo esta vez no perdonó y venció al arquero celeste Guillermo Allison.

Con un hombre menos y en desventaja los cementeros tuvieron una opción clara de empatar en los pies del zaguero argentino Julián Velázquez, quien de pronto se encontró tan solo en el área rival que solo supo disparar débil a las manos de su paisano Agustín Marchesín.

El resultado fue el mismo de los últimos años en los duelos entre estos equipos capitalinos: el América salió con el puño en alto y su boleto a los Cuartos de Final de la Copa MX, pero esta vez, a diferencia de otros enfrentamientos, con o sin ‘grandeza’, el Cruz Azul no se abandonó, demostró que corre sangre por sus venas y dio batalla incluso en la adversidad.

Las Águilas, por tercer partido consecutivo (Chivas, Necaxa y ahora) estuvieron lejos de su mejor versión, más allá de que Miguel Herrera justifique que estos partidos se ganan “como sea”.

OTROS RESULTADOS

Los otros tres encuentros de los Octavos de Final celebrados el martes se definieron en tandas de penaltis. Toluca y Atlante empataron 1-1 y los Potros se impusieron 3-5 desde los 11 pasos.

Mientras que en un juego también con polémica arbitral en el que le anularon un gol a Monarcas, los de michoacán perdieron 2-4 en penales frente a Tijuana, luego de que en tiempo regular el duelo acabó 2-2.

Finalmente, Luis Fernando Tena se estrenó con Querétaro enfrentando a su exequipo León, y los Gallos ganaron 2-4 en penaltis, tras un 1-1 en los 90 minutos.