Deportes

¡Houston gana por primera vez en Serie Mundial!

Juego 2 del Clásico de Otoño, los Dodgers lideran la serie habiendo ganando el primero, los Astros metieron a su carta más fuerte, Justin Verlander, esperando dividir triunfos y ganar el campeonato en casa, en el Minute Maid Park que es un auténtico fuerte para las huestes tejanas.

El evento inició con un momento bello para el recuerdo, con apariciones legendarias de Vin Scully, Fernando Valenzuela y Steve Yeager, quienes trabajaron juntos para la ceremonia del lanzamiento de la primera bola.

Vin Scully es el comentarista emblemático de los Dodgers, quien los narró durante 67 temporadas y tuvo la fortuna de ver jugar a una gran parte de sus glorias, como justamente el pitcher Fernando Valenzuela y el catcher Steve Yeager, Scully bromeó sobre no tener una recta suficientemente potente, por lo que llamó al serpentinero leyenda mexicano para lanzar la primera bola en la dirección de Yeager.

El partido se caracterizó por un flaqueo en el pitcheo de ambos equipos, el primer hit que otorgó Verlander fue uno de dos home runs que recibió y Jansen, el pitcher más seguro de los Dodgers, entregó el empate en la novena entrada después de haber entrado cuando aún ganaban 3-1 un inning antes. Verlander llevaba un buen juego, hasta la 5ª entrada estaba lanzando sin hit ni carrera, pero el primer hit, trajo la primera carrera.

Por otro lado, en el momento divertido del partido, que bien podemos empezar a bautizar como el minuto de Yasiel, el cubano atrapó un elevado y lanzó un auténtico balazo al cuadro para evitar que el corredor de segunda tratara de tomar una base con un pisa y corre, en una demostración de su poder para aclarar un punto.

Fue un juego de locura, nos fuimos a extra innings con la pizarra en 3-3. La décima parecía perdida para Los Ángeles, al permitir Fields cuadrangulares espalda con espalda de Altuve y Correa, pero en la parte baja de la entrada aprovecharon un vuelacercas de Yasiel Puig y un gran corrido de bases de Logan Forsythe tras un sencillo de Hernández para empatar de nuevo. El Dodger Stadium era un manicomio.

Vino la entrada 11 y con ella un batazo de cuatro esquinas de George Springer con un corredor a bordo volvió a separar a los Astros, parecía ganado nuevamente. Pero los Dodgers salieron respondones nuevamente, con dos outs salió una bala perdida que se voló la barda de parte de Charlie Culberson para acercarse a una y venía el turno de Yasiel Puig, este toletero que le hace el amor a su bate para que éste le pague con hits.

Alargó su turno lo más que pudo, llenó la cuenta de bolas y strikes, bateó foules para sobrevivir, buscando el empate y todo, para ir a cazar una bola baja y poncharse, otorgándole a los Astros la primera victoria en Serie Mundial de su historia.

El momento exacto en que Yasiel Puig se poncha para terminar el juego. (Foto Getty Images)

El partido impuso un par de nuevos récords, pues entre ambos equipos batearon para 8 home runs combinados y 5 de ellos en extra innings, marcas fresquecitas para un partido de Serie Mundial.

Comentarios