Lauri Markkanen, la única luz en unos tristes Chicago Bulls

Por Miguel Ángel Delucio | @miguel_delucio

No hay duda alguna que los Chicago Bulls tienen una sola aspiración esta temporada: no ser el peor equipo de la NBA. Desde hace unos años ya vienen dando pena y este no ha sido la excepción.

Son tan malos que apenas tienen una victoria en lo que va de la campaña y contra otro equipo igual o peor, los Atlanta Hawks. Acumulan el peor promedio de puntos por partido (89.8), el peor porcentaje de tiro (38.5%) y el quinto peor tino cuando tiran de tres (32.1%).

Sí, todo mal con esta legendaria franquicia, pero tienen una pequeña luz de esperanza, un jugador que pinta para ser grandioso. Ese es Lauri Markkanen.

Foto: Getty Images

Probablemente el nombre no te suena porque no es alguien que acapare reflectores. No es un Lonzo Ball o un Ben Simmons. Es más que obvio que no es el heredero ni se acerca a Michael Jordan, pero el finlandés podría ser la primera piedra de una reconstrucción que es urgente.

Lauri acaba de llegar a la Ciudad de los Vientos pero rápidamente está dejando su huella. Tanto que ya hay comparaciones con otro europeo legendario. Los expertos y scouts de la NBA comentan que tiene muchas similitudes con Dirk Nowitzki, el ala-pívot de los Dallas Mavericks.

¿Y por qué los comparan? La respuesta llega al ver los primeros partidos de Markkanen. No son los jugadores más veloces, los más fuertes o ágiles, pero se nota a kilómetros de distancia el talento. Eso sí, la séptima selección de este Draft se nota mucho más ligero que el alemán.

Además, hay que checar un poco los números que acumula el nacido en Vantaa para ver que va por muy buen camino. El muchacho de 20 años de edad es apenas el segundo jugador en la historia de los Bulls en acumular un doble-doble en sus primeros cuatro partidos como profesional. Otro dato: Lauri ha anotado 15 triples, la mayor cantidad en la historia para un novato en cinco juegos ¿Nada mal, no?

Lo mejor es que la temporada es joven y el finlandés aún tiene mucho por demostrar y crecer. Actualmente es el líder de rebotes del equipo, el segundo mejor, el segundo que más minutos juega por partido, el tercero con más tapones y lo único que le falla es la categoría de asistencias.

Junto a Markkanen, realmente no hay mucho que rescatar. Kris Dunn podría ser un buen base a futuro, Zach LaVine está lesionado y nos sabemos cómo va a regresar, Robin Lopez es de esos jugadores de medio pelo cumplidores, pero nada más.

Los Chicago Bulls no tienen talento disponible y se nota, pero los fans no tienen que desesperar. Sí, va tardar un tiempo pero si la gerencia general lo hace bien Lauri puede ser lo que Kristaps Porzingis ahora es para los New York Knicks. La clave y lo más difícil será tener paciencia.

Comentarios