Se avala reforma que limita al Ifetel; se podrá difundir propaganda disfrazada de noticia, critican

Los senadores no salen de una bronca, cuando ya están en otra. Aún no resuelven si procede la remoción del extitular de la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (Fepade) y ya entraron en discusiones por la disminución de facultades de vigilancia y sanción del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel)… bueno, ni tan discutido el asunto (o nomás hacen como que se enojan, pero al final todos la gozarán). Ya hasta se aprobó: con una parte de la oposición que abandonó la sesión y los “rebeldes del PAN” dividiendo la bancada blanquiazul, la reforma fue aprobada con 72 votos a favor (aquí los del PRI si le entraron a votar sin el anonimato), 13 en contra y tres abstenciones.

De acuerdo con La Jornada, con las reformas avaladas se le retiran al Ifetel las competencias para multar a concesionarios cuando – por error, claro – den más tiempo de transmisión al establecido por la ley. Por otra parte, – según acusó Dolores Padierna – estos cambios en la ley devuelven la “discrecionalidad” para que, en pleno proceso electoral, se meta propaganda disfrazada de información noticiosa.

Aunque los coordinadores del PT y Morena acusaron que la reforma se aprobó en un “albazo”, lo cierto es la oposición se vio (o quiso verse) lenta. Entre protestas por el caso Fepade, parte de la bancada del PAN (incluso el propio coordinador Fernando Herrera) abandonaron la sesión… pero en friega regresaron al notar que el PRI y PVEM contaban con los votos necesarios para la aprobación del dictamen. ¿Cómo? Gracias al apoyo recibido de senadores panistas.

Así, en lo que no estaba todo el bloque “opositor” reunido, Padierna y Angélica de la Peña (ésta, senadora del PRD) intentaron suspender la discusión de la reforma, argumentando que se debía esperar a la resolución de la Suprema Corte en torno a dos controversias constitucionales sobre las facultades del Ifetel. Sin embargo, sus “esfuerzos” no dieron resultado y el dictamen acabó por votarse y avalarse.

“Forma parte de los preparativos de una elección a modo, que están preparando desde el poder. Es para hacer campañas fuera de la ley, sobre todo, en programas como revistas matutinas o de espectáculos que suelen vender entrevistas a políticos o a supuestos especialistas que recomiendan producto, como sucedió con las campañas de Vicente Fox o Enrique Peña Nieto”, acusó Padierna. En efecto, la reforma anula lo que consta en el párrafo III del artículo 256 de la Ley Federal de Comunicaciones: “que se diferencie con claridad la información noticiosa de la opinión de quien la presenta”.

Comentarios