Para que (apenas) armen el plan, Mancera nombra Comisión de Reconstrucción

A más de un mes del sismo de 7.1 grados que sacudió a la Ciudad de México, el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, sigue llevándose las cosas con calma y nombró una Comisión de Recuperación y Transformación, la cual – apenas – estará viendo qué se hará con los daños que sufrió la capital del país. “Es un mensaje para que en esta ciudad nadie se sienta en el desamparo. Es una respuesta contra ese murmullo de desconfianza. En el corto plazo cada caso tendrá una respuesta precisa de su gobierno, pero no precipitada”, dijo el hombre que nomás le está metiendo el acelerador a su posibilidad de convertirse en candidato presidencial.

En la ceremonia (sí, hasta con  ceremonia) en la que Mancera invistió a las personas que se prevé que se la pasarán tomándose selfies, se estableció que éstas tendrán cinco funciones fundamentales: “Elaborar el programa de reconstrucción y transformación de la ciudad de manera inmediata y a mediano y largo plazos; conseguir, gestionar y trasparentar cada peso que llegue bajo la forma de ayuda a los damnificados; administrar y actualizar la plataforma Ciudad de México de los riesgos y vulnerabilidad de la ciudad”.

Reconociendo que todavía no se cuenta con un plan de acción, Ricardo Becerra – la cabeza del grupo encargado en la reconstrucción (o sea, el comisionado) – señaló que éste se elaborará “bajo la ciencia y la técnica, también bajo la consulta y escucha a cada ciudadano”… algo un tanto irónico, ya que hace unos días Mancera se encargó de descalificar – aún sin conocer – el mapa de fracturas en la tierra que posee la Ciudad de México, el cual fue elaborado por el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) en conjunto con especialistas de la UNAM y que tiene como único objetivo dar elementos a las autoridades  y ciudadanía para los trabajos de reconstrucción, al ayudar a identificar “la vulnerabilidad física del suelo de la Ciudad de México (susceptible a fracturarse)”.

¿Sin plan, cómo saben que no les alcanzará el dinero? Pues porque más vale que sobre y no que falte. Al término de su discurso, Becerra se unió al pedido de Mancera  al gobierno federal de incrementar los recursos para la CDMX. “La llamada austeridad o disciplina no puede ser el pretexto para no emprender desde ya un masivo programa hidráulico, por ejemplo”. Ahora sí, agárrense, porque vendrá la reconstrucción en friega… o alguna cuenta tendrá que entregar la Comisión, a la cual Mancera le dio el plazo de un mes para que se vean resultados.