El gato invasor del TNF ya tiene hogar.

El Thursday Night Football entre los Dolphins y Ravens terminó siendo una paliza 40-0 a favor del equipo de Baltimore, pero la historia no fue el abultado marcador o el golpe de Kiko Alonso a Joe Flacco, lo verdaderamente relevante fue la invasión al campo de un pequeño gato a menos de 2 minutos de terminar el partido.

Al parecer le hizo la noche a Tony Romo, quién narró detalle a detalle la carrera del felino dentro del campo de juego. También los perros disfrutaron ver al gatito dentro del campo, si no nos creen vean la reacción de Blue, el perro de Stacey Dales, reportera de NFL Network.

La gente se volcó en redes sociales preguntando por el paradero del gato, a lo que el equipo respondió en su página oficial y en sus redes sociales con la noticia de que el pequeño ha sido adoptado por un empleado del estadio conocido como Yogi  y durante la mañana de hoy pidieron sugerencias por twitter para nombrar a la nueva mascota.

Miles de tweets fueron enviados y al final decidieron ponerle “Rae” por aquello de los RAEvens. Yogi, el nuevo dueño, quien estaba buscando un gato después del que el suyo murió tras 17 años de estar juntos. Claramente no es cosa de todos los días que un gato entré al campo de futbol americano en un juego de NFL por lo que Yogi dijo que fue el destino quién puso a Rae en su camino. Lo que nadie puede negar es que Rae tuvo más yardas por tierra que toda la ofensiva de Miami en el partido.