Extraños sucesos son divisados en cines de la República Mexicana por… ¡¿un comercial?!

Algo raro está pasando y nadie puede negar eso. Hemos recibido reportes de que en algunos cines de México se han presentado comportamientos sumamente extraños –algunas personas lo han definido como posesiones.

Aunque nosotros estamos bastante escépticos acerca de que, efectivamente, se pueda tratar de algo por lo menos similar a una ‘posesión’, las pruebas son bastante desconcertantes.

Bajo su propio riesgo, les compartimos un video donde se capta cómo un joven comienza a contorsionarse en el suelo y, a continuación, apoyado en sus cuatro extremidades, comienza a caminar en el pasillo de la sala de cine con el torso boca arriba.

Gritos se pueden escuchar por parte de la audiencia y, pos cómo no ¡valiente el individuo que todavía se quedó a grabarlo y no salió directito al baño a sacar todo el…miedo!

Repetimos: no sabemos a que se deban estos comportamientos (como éste se han presentado otros casos) pero lo único que podemos asegurar es que en el 100% de ellos se han presentando en las salas que exhiben el nuevo comercial de Doritos. Como lo mencionamos en una nota pasada, Doritos sacó un nuevo producto de temporalidad por estas fechas donde todos queremos Halloween: Doritos® Ruleta del Diablo. La cuestión es que este comercial tiene una versión con imágenes medio raras y nadie tiene idea de cómo llegaron ahí. Doritos ya cambió la versión a una sin estas misteriosas imágenes, pero tal vez fue un poco tarde, ya que estas ‘posesiones’ se dieron mientras la audiencia observaba el video intervenido (si aún les da curiosidad, pueden ver el dichoso video -bajo su propio riesgo).

Aunque esperamos que se trate de un malentendido y que todas las personas que han sufrido este tipo de ataques estén bien, esperamos todavía más que Doritos por lo menos nos diga si ellos tienen consciencia de que esto está sucediendo ¿o será que ni ellos saben?

En fin, mucho cuidado si van al cine y empieza el comercial. No es por espantar, pero es preferible prevenir que lamentar. Tío Doritos ¿khá está pasandaaa?

Comentarios