Sin necesidad de disfraz, así salió Trump a asustar niños en Halloween

Olvidándose un rato de lo que es el verdadero miedo, Donald Trump dejó de lado el “Rusiagate” (asunto que ya tiene bajo prisión domiciliaria a dos de sus excolaboradores) y se fue a echar “coto” con los niños… pues ya saben, porque es Halloween y tradicionalmente el líder en la Casa Blanca da dulces a los niños.

 

Acompañado de su esposa, la muy asustadiza Melania Trump, el ejecutivo no tuvo que ponerse máscara y asustó a cuanto niño se atreviera a acercársele… muchos de ellos, hijos de periodistas que cubren la residencia presidencial. Obviamente, el fino mandatario no desaprovechó la oportunidad de enviarle una indirecta a los creadores de las fake news: “No puedo creer que los periodistas tengan hijos tan bonitos”, comentó Trump.

Para acabar de arruinar infancias– esto dentro de la Casa Blanca – el magnate invitó a los chamacos de los reporteros a posar frente a las cámaras con ­él: “vengan acá, acérquense por favor”, pidió Trump con un tono de voz que intimidaría al propio Harvey Wenstein… por suerte, los niños vieron muchos comerciales de Canal 5, rechazando la oferta de tan feo personaje, al que prefirieron ver de lejecitos.

“Dónde están las mamás y papás? (…) ¿Saben quiénes son ellos? Son la prensa amigable”, dijo Trump en un desesperado intento de caerle bien a los pequeños… el cual falló, ya que incluso una de las menores terminó más asustada que él cuando se enteró que su exasesor en política exterior, George Papadopoulos, aceptó ante el FBI que mintió cuando dijo que no había tenido acercamientos con el Kremlin, esto durante la campaña presidencial del magnate. “Ven aquí cariño, ¿estás bien?”, dijo Trump a la niña japonesa… para después asustarla más, al advertirle que en dos semanas visitará su país.

La que sí se la pasó bien chévere fue doña Melania, quien se ve que llevaba rato sin recibir un susto de los buenos. Ese Trump la tiene un poco desatendida, todo por andar en Twitter…

Melania Trump en Halloween
Foto: Twitter
Comentarios