Autorizan que alcaldes y gobernadores adquieran más deuda sin consultar a legislaturas locales

“Caguamas para todos (al fin que yo no pago)” fue la frase que retumbó en las paredes de la Cámara de Diputados, cuando la Comisión de Hacienda se lució con sombrero ajeno y, por sus puros calzones, avaló que gobiernos municipales y estatales adquieran más deuda de la que ya tienen. “Ahhh, pero seguro eso lo irán controlando las legislaturas locales, ¿no?” Pues no, las administraciones podrán endrogarse sin necesidad de contar con el aval de sus respectivas legislaturas.

La genial idea de darles para su calaverita a los alcaldes y gobernadores corrió por cuenta de representantes del PRI, PAN y PRD, a quienes no les importó que, en estos momentos, las obligaciones de las entidades y ayuntamientos son de más de 570 mil millones de pesos. Para justificar, señalaron que las administraciones necesitan hartos recursos para enfrentar las contingencias por fenómenos naturales, como los sismos de septiembre pasado, por ejemplo. ¿Todas las entidades y todos los municipios necesitan? Ehrrr… bueno, por si acaso.

Lista de edificios que tendrán que ser demolidos en la CDMX tras el sismo
Foto: Notimex-Jessica Espinosa

Por otra parte (y porque es año de Hidalgo), los legisladores se lucieron, dando chance a que los gobiernos estatales puedan echar mano de sus remanentes para gasto corriente. Esto, para que gobernadores que van con aspiraciones presidenciales– como Graco, Silvano o El Bronco– tengan más para sus campañas… digo, para que tengan un grado mayor de maniobra, según señala La Jornada.

La oportunidad de llevar más dinero a sus arcas (las cuales cuando se vayan quedarán misteriosamente vacías) se dará gracias a la reforma a la Ley de Disciplina Financiera de Estados y Municipios, la cual – antes de que los legisladores le metieran mano – tenía el noble objetivo de frenar el crecimiento incontrolable de la denominada subdeuda nacional. “El objetivo específico es promover finanzas públicas locales sostenibles, un uso responsable de la deuda pública, así como fortalecer la rendición de cuentas y la transparencia”, señala la ley en cuestión… pero sin la regulación de las legislaturas locales y con lo despistadas que están las entidades federales, como que está muy difícil.

Comentarios