Tras atentado en NY, Trump promete endurecer su política migratoria

Luego del atentado terrorista ocurrido ayer en Nueva York, en el que murieron ocho personas y varias resultaron lesionadas, el presidente estadounidense no desaprovechó la oportunidad para darle fuerza a su – hasta ahora – rechazada política migratoria.

Como acostumbra (por Twitter), Donald Trump prometió que, para que no ocurran hechos como el de ayer – en el que un hombre originario de Uzbekistán, residente de Florida desde 2010, arrolló a varios peatones y ciclistas – realizará un “escrutinio extremo” a los inmigrantes que pretendan entrar a territorio estadounidense. “No debemos dejar que ISIS entre, o vuelva, a nuestro país después de haberlos derrotado en Oriente Medio y otros sitios. ¡Basta!”

Con lo anterior, Trump señaló que dentro de su administración se acabó la época de lo “políticamente correcto” (¿ahhh lo era?), esto al ordenar al equipo de Seguridad Nacional que se intensifique su programa de vetos. Aun sin mencionar el programa, es claro que Trump se refiere al veto migratorio con el cual se impide la entrada a Estados Unidos a personas provenientes de varios países, principalmente musulmanes. Lo que no se sabe con certeza es cuáles serán las medidas con las que se endurezca la política migratoria.

El autor del atentado en el que murieron ocho personas fue identificado como Sayfullo Saipov, un inmigrante uzbeco de 29 años, que llegó a Estados Unidos beneficiado por un programa que ofrece una lotería de visados y al que acceden países que tienen pocos inmigrantes en territorio estadounidense. Según testigos, tras arrollar a cerca de una veintena de personas Saipov descendió de su camioneta y gritó “Alá es grande”. Además, Saipov dejó una nota en el vehículo en la que juraba lealtad al ISIS.

Sin embargo, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, señaló que, si bien el autor del atentado tenía vínculos con el autodenominado Estado Islámico, su radicalización se dio en Estados Unidos. Por su parte, el alcalde Bill de Blasio, pidió al presidente Trump no “politizar” la tragedia. “Lo peor que se puede hacer es generalizar, responsabilizando del ataque a toda una religión”, agregó. “Ese mensaje refuerza a los terroristas”.