¿Por qué las películas del Santo no son buenas para la Cineteca?

Tal vez las nuevas generaciones no lo sepan, pero México también ha visto nacer a sus propios superhéroes y personajes de ficción que vivían sus propias aventuras. Entre todos esos grandes íconos, el Santo fue por excelencia el enmascarado que hasta ahora es recordado por proteger a chicos y grandes, así el enemigo llegara en forma de muertos vivientes, aliens o hasta otros seres humanos.

Las hazañas de este luchador tenían un impacto tan grande en la juventud del pasado, que no existía niño alguno que se negara a disfrazarse como él para luchar contra el mal; aún si eso significaba amarrarse una toalla blanca al cuello, ponerse una máscara bien chafona y salir a la calle en calzones. Sin duda fue una época para los mexicanos en los que no había Batman, Superman o Spider-Man que superara a su verdadero ídolo.

Pero ya que nos pusimos nostálgicos, es de gran importancia mencionar que este año es especial debido a que se celebra el centenario del Enmascarado de Plata. Con ese motivo, algunas instituciones, organizaciones y medios de comunicación se han unido para rendir homenaje al personaje.

Todo pinta genial por esa parte… hasta el momento en que uno se entera que la Cineteca Nacional aplicó la de: “Ahorita no, joven. Es que la filmografía del luchador no rifa tanto”.

“Nosotros proyectamos otras cosas”

Hace unos días, el sitio Revés Online decidió averiguar por qué la Cineteca se había puesto en ese plan, así que consiguió una entrevista exclusiva con el director Alejandro Pelayo. De acuerdo con lo que dijo este señor, las aventuras del buen Santo no poseen material relevante para ser exhibido en las salas de su orgulloso archivo fílmico.

Alejandro Pelayo - Director de la Cineteca Nacional
Fotografía de El Revés Online

“El del Santo, hay que ser muy honestos, no es un buen cine, es kitsch, no es un cine que nosotros queramos pasar, fue muy comercial, muy popular, pero no son buenas películas”, dijo el funcionario, que también es director de las cintas Morir en el Golfo y Miroslava.

A pesar de que el poderoso enmascarado fue protagonista de más de 50 películas y a su vez, representó un gran símbolo la ciencia ficción y la fantasía, Pelayo opina que su filmografía tiene pésima calidad y que su recinto no puede permitir ni una sola proyección. Hasta mencionó un detalle que caracterizaba varias de las cintas; aquel que exponía lo corto que era el presupuesto para invertir en efectos especiales, subrayando “que se podían ver los hilitos”.

“Es como Juan Orol, podemos decir que era muy simpático, pero nada más. Las del Santo ni siquiera se pueden considerar cintas de culto porque no son buenas películas”, agregó Pelayo posteriormente.

En resumen, la entrevista nos deja con una resolución muy firme por parte de la Cineteca. La filmografía del enmascarado no merece una exhibición en sus salas por simples filtros de calidad; el hecho de que él sea un precursor del cine fantástico en México, no parece suficiente para remover la etiqueta de “cine comercial”. Dicho esto, sólo nos queda hacer nuestra propia maratón para honrar la memoria de este héroe. Sólo así podemos hacer que viva eternamente.

Notas relacionadas:

Comentarios