Deportes

¡Los Astros ganan la Serie Mundial por primera vez en su historia!

Juego número 7 de una trepidante Serie Mundial, dos equipazos nos regalaron un cúmulo de partidazos dignos de grandes historias, con coloridas narrativas propias, en donde los Houston Astros se coronaron por primera vez en sus 55 años de historia.

via GIPHY

El juego se resumió para los Dodgers en 2 situaciones: el mal manejo de Dave Roberts y los dejados en base, mientras que para los Astros el bateo oportuno al principio del partido bastó para obtener el título de máximos exponentes del beisbol de Grandes Ligas.

Astros abrió el juego con un extrabase de Springer que luego anotaría en un error de fildeo de Cody Bellinger al tirar mal a primera base, lo que le regaló una almohadilla al corredor y la primera carrera de Houston. Aún en la primera entrada anotaría Bregman gracias a una rolita remolcadora de Altuve para poner a Houston 2-0 desde el primer respiro del encuentro.

Los Dodgers llenarían la casa en la parte baja de la entrada, pero no pudieron anotar nada. Incluso recibieron 4 bases por golpe de McCullers, quien parecía estar jugando quemados, pero no pudieron aprovechar los regalos del rival.

via GIPHY

En el segundo rollo llegarían las carreras definitivas de Houston, Yu Darvish abrió caminando a Brian McCann con 4 bolas malas y luego le batearían un doble que llevaría al catcher a la antesala, pero Roberts lo aguantó y con una rola del serpentinero McCullers entraría la 3ª carrera.

Con todo y esto Roberts, -quien normalmente saca pronto a sus pitchers- se vio codo y por ahorrarse un lanzador buscó que Darvish terminara el episodio. El resultado fue catastrófico: George Springer llegaría para descoser una pelota con un home run de 2 carreras con González abordo y poner la pizarra en 5-0. Un nuevo lanzador, Morrow, terminaría el inning ponchando a Bregman, pero ya era muy tarde.

Con esto, Springer se convirtió en el primer jugador de la historia en conectar un vuelacercas en 4 partidos seguidos de Serie Mundial, le dio una ventaja matadora a su equipo e hizo que su hermana se enorgulleciera. Además subió aún más la vara de la marca de palos de cuatro esquinas combinados que establecieron los equipos en esta final beisbolera a 25.

A partir de ahí tomaría los controles Clayton Kershaw por 4 innings y el resto del bullpen colgaría 7 ceros más para mantener a Houston en 5 carreras hasta el final del partido.

Más adelante llegaría el descuento de los Dodgers con un sencillo de Ethier que remolcaría a Pederson para romper el cero y no irse en blanco, aunque sólo sería decorativo, porque no volvieron a poder anotar, dejando a 10 corredores en base en el encuentro.

via GIPHY

Los Astros consiguieron finalmente el out 27 con un gran relevo de pitcheo, manteniendo a raya al rival pese a que no pudieron anotar más y se llevaron así su primera Serie Mundial.

via GIPHY

Parece que jugando a la pelota chica Los Ángeles pudo haber producido más carreras con esos dejados en base en vez de hacerle swing como piñata en cada turno y dejarlos ahí esperando para correr y aportar. Por otro lado, los ceros que colgó el bullpen del equipo angelino dan a entender que de tenerle menos paciencia a un apanicado Darvish (y más con el antecedente de su última aparición), el equipo pudo tener una mayor oportunidad de competir, pero el hubiera no existe y ahora Dave Roberts tendrá que llevarse sus decisiones a la almohada.

Al final, los tejanos se llevaron el campeonato de la MLB y ahora les toca festejar, dejar el estadio californiano y regresar a casa con el mérito que todos los equipos buscan alcanzar. El destino finalmente le sonrió a un Justin Verlander que ayer parecía perder su tercera Serie Mundial, pero hoy su equipo respondió por él y le dio la satisfacción de coronar su carrera de Salón de la Fama con un título de Grandes Ligas.

via GIPHY

El MVP del Clásico de Otoño fue George Springer, quien conectó 5 home runs en la Serie, convertido en un auténtico monstruo al bate y echándose al equipo al hombro cuando la dupla de Altuve y Correa no pudieron dar lo que acostumbran.

Entre las tantas historias después del hito deportivo está la de Carlos Beltrán, que después de tantos años de carrera, ya mirando hacia el retiro, finalmente pudo hacerse con ese anillo de campeón para ponerle esa cereza a su trayecto como peloter(az)o.

Otro momento muy emotivo, fue cuando CJ Correa puso una rodilla en la tierra, sacó un pequeño objeto, lo abrió y le pidió matrimonio a su pareja, aprovechando la repartición de anillos, las emociones brotando por todos lados y el momento soñado que estaba viviendo, decidió juntarlo con un segundo sueño y ahora será un hombre casado.

Comentarios