Amplifica México: Porque queremos reconstrucción sin corrupción

Después de 32 años, exactamente otro 19 de septiembre, la tierra se cimbró tan fuerte que nos sacudió junto con ella. Unos más que otros, pero a todos nos movió de alguna manera. A casi dos meses del terremoto de este año, #AmplificaMéxico apareció para recordarnos que aún hay gente que necesita nuestra ayuda.

El encargado de abrir el concierto fue Diego Luna quien dijo: “Todos es­tamos aquí para que los que lo necesiten, sepan que no están solos. No se trata de reconstruir México, sino de construir el país en el que queremos vivir”. Después de esas palabras, Mon Laferte apareció en el escenario.

Mon es chilena de nacimiento pero su amor por México jamás ha sido un secreto. Con canciones como “Amárrame”, “No te fumes mi marihuana” y hasta un cover de “Si una vez” de Selena Quintanilla, Mon Laferte comenzó la jornada del concierto. Desde el palco se podía ver cómo el público cantaba con mucho sentimiento “Tu falta de querer”. La banda saltaba tanto, que todo el Palacio de los Deportes se sentía. De hecho, parecía que la audiencia se escuchaba más que ella.

Sinceramente, tenía sentimientos encontrados. Si bien era un concierto lleno de energía y emoción, no podía evitar sentir tristeza cuando se proyectaban algunos videos de organizaciones benéficas como el del Fondo Semillas que ayudará a la reconstrucción en apoyo a mujeres y sus comunidades indígenas; o México Rises, la iniciativa de Alfonso Cuarón para brindar ayuda urgente a las comunidades afectadas del país. Más que llorar de tristeza, también lo hacía por la cantidad de amor y apoyo que se sentía en el ambiente. Ver a artistas como Phoenix, Natalia Lafourcade, Cuarteto de Nos, Babasónicos y Residente tomarse el tiempo de enviar palabras de aliento o una canción para recordarnos que no estamos solos, era reconfortante de cierta forma.

Por otro lado, también estaba el sentimiento de rabia e impotencia. Mon Laferte presentó a Darío Ramirez de la asociación civil Mexicanos contra la corrupción quien proyectó un clip con los rostros de diferentes políticos que son la cara de la corrupción en el país como Duarte, Roberto Borge y el presidente Enrique Peña Nieto. “Es nuestro dinero, con eso vamos a combatir la corrupción y debemos verificarlo”.

Cuando llegó el turno de Café Tacvba, Rubén Albarrán comenzó su presentación diciendo: “Muchachos, qué chingón, nosotros somos el futuro. Organizándonos y  creando un México nuevo. Muchas felicidades” para dar paso a “Las flores”, “Chilanga banda”, “Chica banda”, “1-2-3”, de su más reciente disco Jei Beibi, “El Baile y el Salón” y más. Los ‘cafetas’ se fueron del escenario entre gritos del público que, como siempre, les pedía una canción más.

Luego, hubo un acústico de “Fórmula”, “Nunca me dejes” y “Amarrado” por parte de Reyno. Antes del espectáculo de Kinky, la agrupación regiomontana tuvo un show con poca energía en comparación de las presentaciones anteriores; sin embargo, fue uno de los más emotivos. Desde “Presidente”, en la que sutilmente le pintaron dedo a EPN, “Te vas”, que iluminó al Palacio con luces de celular, hasta “A donde van los muertos” donde Gil Cerezo pidió a los asistentes alzaran el puño cerrado para honrar a las víctimas del sismo.

Zoé fue uno de los actos más esperados. Después de 11 minutos de retraso en los que se escuchaban abucheos, León Larregui y compañía salieron a interpretar “10 A.M.”, “Fin de semana”, “Arrullo de estrellas”, “Reptilectric”, “Vía Láctea”, “No me destruyas” y “Soñé”. Bastaba un movimiento de Larregui para que los gritos se desataran entre sus fans. Fue él quien agradeció a los organizadores del evento y a los asistentes el hacer posible #AmplificaMéxico y a Ocesa por ‘donar’ las ganancias acumuladas para las personas que más lo necesitan.

Los integrantes de Molotov, Kinky, Zoé, Café Tacvba y Mon Laferte para cantar “Cuando pase el temblor”, canción original de Soda Stereo que, irónicamente, fuera censurada en el 85 después del terremoto del 19 de septiembre. Al terminar, presentaron a Arturo Hernández de Los Supercívicos, quien mencionó que independientemente de los políticos, el mayor enemigo del país era la apatía de las personas.

Gael García Bernal presentó a la banda que cerraría el concierto: ni más ni menos que Molotov. Sin duda, fue la presentación más intensa de toda la noche, con alguno que otro slam entre el público gracias a “Amateur”, “Nos quieren apañar”, “Lagunas metales”, “Fuga” y “Frijolero”. Ulises de Kinky los acompañó en el acordeón durante las rolas “Me convierto en marciano”, “Puto” y “Gimme The Power” con la que finalizaron la velada.

#AmplificaMéxico reunió a 25 mil personas para, a través de la música, recordarle a la gente que aún queda  mucho trabajo por hacer si queremos levantar el país una vez más.

Sí, las heridas siguen frescas y más en un México donde lo único que hemos recibido del gobierno ha sido abandono. Peor no importa, juntos somos más, juntos somos poderosos, que la unión haga la fuerza y esa fuerza no desaparezca jamás.

Comentarios