Se perdió los Octavos de Final del Mundial en el 86, pero ahora va gratis a Rusia

Hay cientos de miles de historias no contadas que pasan en los Mundiales. La afición, los jugadores, organizadores y más pasan por una infinidad de situación que solo quedan como anécdotas entre la familia y los amigos.

Sin embargo, la FIFA decidió escuchar algunas de estos relatos y regalarnos grandiosas historias de vida. El organismo mundial de futbol está llevando a cabo una dinámica llamada Bring Someone Especial, donde veremos narraciones muy emotivas.

Una de ellas es justo en México con el señor Beto y su hijo. El 15 de junio de 1986 jugó México contra Bulgaria y Alberto tenía boleto para ir al estadio pero sucedió lo inesperado: su esposa, Leticia, comenzó a sentirse mal por el embarazo.

Fueron al hospital y ahí nació su hijo, mismo que “provocó” que no pudiera ver la victoria del Tri 2-0. Ahora, esta gran historia tendrá un final aún más feliz porque la FIFA invitó a padre e hijo al partido inaugural de Rusia 2018.

Comentarios