Fiscalía española ordena búsqueda y aprehensión de Carles Puigdemont

En una acción que sofoca cualquier intento de revivir la declaratoria de independencia de Cataluña (anulada previamente), la Fiscalía de la Audiencia Nacional de España, ordenó la búsqueda y captura de Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat, así como de cuatro de sus exconsellers. Esta orden tiene alcances nacionales e internacionales, ya que por ahora los solicitados se encuentran en Bruselas, Bélgica.

La justificación de la orden emitida por la Fiscalía es la inasistencia de los exintegrantes del gobierno catalán a la cita judicial a la que fueron requeridos, en la cual habrían de presentarse como imputados de los delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos. De acuerdo con El País, aunque a los susodichos no se les consiguió entregar personalmente un citatorio, el requerimiento de su presencia fue “un hecho notorio y públicamente conocido”. Por ello, su falta es tomada como “caso omiso”.

Debido a los cargos en su contra, Puigdemont y compañía no serán beneficiados con la libertad bajo fianza. Caso contrario de Santi Villa, exconseller que, debido a que ha colaborado con la Justicia, consiguió eludir la cárcel con el pago de una fianza de 50 mil euros. Antes de emitir su fallo, el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, comentó que cuando una persona que es objeto de investigación no acude a una cita judicial, lo “normal” es que se ordene su detención. Puigdemont era esperado para esta mañana en el Tribunal para responder por los delitos de presunta rebelión, sedición y malversación.

Previo a conocerse la orden de aprehensión contra Puigdemont, el abogado de éste en Bélgica, Paul Bekaert, erróneamente previó que un mandato de ese tipo demoraría en ser emitida. “Eso llevará un tiempo, porque tal orden de arresto tiene que ser traducida, y luego tramitada por la Policía federal, en el parquet federal (Fiscalía) en nuestro país. Entonces, el señor Puigdemont la debe recoger y llevarla al tribunal de instrucción”.