Ordenamos las ediciones del Corona Capital del más millennial al más chavorruco (sin ofender)

Por: Emmanuel Gutiérrez

Sin importar la edad, el Corona Capital nos ha dado muchos momentos de alegría porque, aunque suene a cliché, es como el vino: su line up mejora año con año, dándonos la oportunidad de ver montones de bandas que, una de dos, ya son todos unos clásicos, o bien, son nuevos y nunca antes habían pisado el país.
Ahora, estamos a menos de un mes de otra edición del Corona Capital 2017 que promete ser una de las más épicas. Por eso, en Sopitas decidimos hacer un conteo de los festivales anteriores, ordenándolos desde la propuesta más millennial, hasta el que llevó al límite de sus emociones al chavorruco más chavorruco de la historia. ¡Dense!

El 2015, un experimento Millenial

Cuando anunciaron las bandas que vendrían al evento en 2015, miles de chavorrucos se sintieron, tal cual, agredidos por ver a Calvin Harris y Chromeo cerrar el segundo día. Pero, seamos sinceros, hay que darle espacio a los más chavos. Además, no era una mal cartel.
El primer día no estuvo tan atascado con The Libertines, Ryan Adams, Muse, Beirut y Run the Jewels, pero el siguiente, sentimos que se convirtió en el EDC con toda la banda escuchando a Robin Schulz y Ratatat. Esto fue sólo un experimento que seguro no volverá a ocurrir. ¡Gracias!

2012, una carpa de DJ’s para entrarle al bailongo

Sí, el Corona Bizco Stage se armó en 2011 pero fue un año después donde apostaron por meterle personajes que le mueven a las ‘cajitas’ como muchos chavos le dicen. Major Lazer, Die Antwoord, Sleigh Bells, A-Trak, Modeselektor y DJ Shadow se encargaron de que la carpa retumbara.
 
Para los de mayor edad, New Order, My Morning Jacket, The Raveonettes, Suede, Franz Ferdinand y The Hives se encargaron de entretenerlos por dos días.

2013, para chavos no tan chavos

Desde este cartel, los organizadores ya habían centrado su mirada en un público más joven. Deadmouse, The XX, Imagine Dragons, Jamie XX, Portugal The Man, Jake Bugg y Capital Cities daban ese espacio. Para los adultos estaba Phoenix, Travis, Blondie, Queens of the Stoned Age, Sigur Ros y The Breeders, quienes llenaron las expectativas ese año.

2014, el año del tormentón

Esta fue la edición más polémica al provocar, desde un inicio, una oleada de carteles falsos .Se quería y se soñaba con ver una gran sexta edición y, en realidad, lo fue por el simple hecho de que se presentó por primera vez Beck en México junto a Massive Attack, Metronomy, The Kooks, Jack White, MGMT y Weezer, bandas que dieron directo al corazón del público conocedor de los 90 y principios del nuevo milenio.
Hercvles & Love Affair, Jungle, Gus Gus, Lykke Li y SBTRKT se encargaron de la chaviza en el Bizco Club tras un tormentón que cayó el sábado, y que dejó a la mitad a Massive Attack.

2011, el de la dieta más balanceada

En 2011, el cartel estaba balanceado entre bandas nacionales y extranjeras. Quiero Club, Bengala, Ximena Sariñana (sí, aunque usted no lo crea) y Austin TV abrían el cartel para una banda medio treintona en promedio. Sin embargo, apareció por ahí Portishead, The Strokes, Moby y The Rapture para cerrar un festival de un día.

2016: de chile, mole y pozole

Aquí vimos a bandas que ya entran en el gusto de millennials como Lapsley, Cloves, Parquet Courts, Courtney Barnett, Lana del Rey y Soffi Tucker, mezclarse con leyendas como New Order, Kraftwerk (con un mega show 3D), Richard Ashcroft y Pet Shop Boys. ¡Arrepiéntete por no ir!

2010, el de la auténtica nostalgia

Cuando se vio el primer cartel del Corona Capital nadie podía creer que estuvieran juntos Pixies, James, Echo & The Bunnymen e Interpol. Eran cuatro bandototas que rara vez se veían juntas en nuestro país. Además, fue un buen inicio con bandas en español como Rey Pila, 60 Tigres, Chikita Violenta y Adanowsky.

Para ustedes, ¿cuál ha sido la mejor edición?