Portugal. The Man y el extraño video que hizo para ‘Live In The Moment’

Después de su gran éxito con “Feel It Still”, Portugal. The Man busca obtener resultados similares con el single “Live In The Moment”, cuyo video fue recientemente presentado en internet. Pero ya que tocamos el tema del segundo clip, tal vez sea prudente mencionar que aunque es entretenido, de cierta forma, también nos pareció bastante extraño.

No hay mucho que decir si tratamos de describirlo con palabras. Ahí podemos ver a una grotesca marioneta recorriendo las calles encima de un coche (que por cierto, es conducido por la banda), usándolo como si fuera una patineta. Como acto seguido, aparece otro auto “manipulado” por un policía y da comienzo a una persecución breve que culmina en un estacionamiento.

Seguramente van a querer echarle un ojo, así que vamos a dejarlo a continuación para que nos digan qué opinan.

Para quienes se pregunten qué diablos pasó por la cabeza de la persona que creó este video, sólo tenemos como respuesta un comunicado extendido por Erik Fahrenkopf, el director creativo de Wieden+Kenndedy:

“Los chicos de Portugal. The Man nos pidieron crear un video musical para su sencillo ‘Live In The Moment’. Nosotros dijimos, ‘¡Sí!’ Entonces dijimos, ‘Espera, ¿para cuándo lo necesitan? Entonces ellos respondieron, ‘No sabemos; deberían hablar con nuestro manager, Rich’. Y entonces Rich dijo, ‘Lo más pronto posible’. Nosotros dijimos, ‘¿Qué tal si trabajamos con Lance Woolen para construir una marioneta de 10 metros que vaya encima de un Cadillac y lo hacemos huir de una marioneta de policía de 3 metros que va encima de una patrulla?’ Entonces Rich dijo, ‘No lo sé, déjame preguntar a la banda’. Luego dijeron, ‘Eso suena estúpido. ¿Podemos filmarlo el próximo martes?’ Nosotros respondimos, ‘¿Qué tal el miércoles?’ Y ellos dijeron, ’Sí, el miércoles es mucho mejor’. Entonces dijimos, ‘Haremos el rodaje en Portland, con personas de la localidad. Incluso los dobles’. Ellos respondieron, ‘¿Dobles?’ Nosotros respondimos, ‘Sí, vamos a hacer rodar al Cadillac’. Finalmente preguntaron, ‘¿Si no destrozamos el Cadillac, ponemos quedárnoslo?’ A lo que respondimos, ‘Por supuesto’”.

A nuestro parecer, la historia de las charlas para organizar el video son mucho más entretenidas que todo lo demás. Por otro lado, no podemos evitar pensar que un disfraz de la marioneta con el Cadillac hubiera sido excelente para las fiestas de Halloween.

Comentarios