Andrea Pirlo soñaba con los grandes de España

Andrea Pirlo es un jefe, tiene dos Champions Leagues, ha ganado todo lo que se puede en Italia, es Campeón del Mundo, tiene sus propios viñedos y se da el tiempo de jugar videojuegos cuando no está en el campo.

Es uno de los jugadores más queridos en el mundo, reconocido como Caballero y Oficial de la Orden al Mérito de la República Italiana, una auténtica leyenda.

El mediocampista conoció a Guardiola en 2001 cuando aún jugaba para Brescia y se hicieron amigos. Más adelante el español lo intentó llevar a Barcelona, en donde el italiano admite que le hubiera gustado jugar con Pep al mando pues en su opinión es el mejor entrenador del mundo.

Aparte pensaba que era el mejor equipo del mundo en ese entonces y admite fervientemente que le hubiera gustado ser parte de eso, pero Milán le puso un candado y no lo dejó ir.

En una entrevista con Marca Plus, el legendario futbolista también declaró que le hubiera gustado ir al Real Madrid de Capello y más después del escándalo de los arreglos en el futbol italiano, pero nuevamente el Milán no lo soltó.

Finalmente dijo tener una espinita clavada por no jugar en ninguno de esos equipos, pero que está satisfecho por haber jugado en los mejores equipos de Italia y haberlo ganado todo en su tierra natal.