“Somos el gobierno legitimo”: Puigdemont quiere participar en elecciones en Cataluña

Quienes pensaban que con la orden de aprehensión y captura de Carles Puigdemont se cerrarían las puertas para seguir con el intento independentista de Cataluña, pues no. Para sorpresa de muchos, el exlíder de la Generalitat, aunque sea agarrado y llevado a prisión, todavía podría aparecer en las elecciones catalanas próximas a celebrarse. Bueno, no sólo él, sino todos los integrantes de su gobierno.

De acuerdo con la Ley Orgánica de Régimen Electoral General – citada por el diario El Español ya que ni Puigdemont ni sus exconsellers tienen una sentencia por los delitos que se les han imputado (sedición, rebelión y malversación de fondos), no están negados a presentarse en los próximos comicios a los que convocó el presidente Mariano Rajoy. Esto aplica tanto para los funcionarios que ya fueron aprehendidos – como líderes de Asamblea Nacional Catalana y Omnium, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart – como para los que se dieron a la “fuga”. Así, si Puigdemont llegara a ser aprehendido en Bruselas, aun así podría ser candidato a para dirigir nuevamente a Cataluña.

Conocedor de esta situación, el exlíder de la Generalitat reapareció en la televisión belga para dar a conocer sus intenciones de contender en las próximas elecciones autonómicas a celebrarse el 21 de diciembre. En un adelante dado a conocer en las redes sociales, el reaparecido político señaló estar “dispuesto a ser candidato”… aunque no está en sus planes regresar a España. Entonces, el convencimiento del electorado sería a distancia. “Puedo hacer campaña en cualquier parte del mundo porque estamos en un mundo globalizado”.

En la entrevista que se difundirá en su totalidad en unas cuantas horas, Puigdemont aclaró que su llegada a Bruselas no se debió a una tentativa de asilo político, sino a una intención de “internacionalizar” la causa catalana. “Explicar al mundo lo que ocurre en España”… ohhhh, ¿no que estamos en un mundo globalizado?

En fin, pese a que su administración ya fue disuelta por el gobierno español, Puigdemont declaró que el único poder Ejecutivo con validez legal es el suyo. “La justicia española no garantiza nada. Nosotros nos consideramos un Gobierno legítimo”, agregó, en evocación a cierto político tabasqueño, quizás previendo que, pese a que tendrá la facilidad de entrar a las boletas, su victoria luce difícil: “Habrá elecciones el 21 de diciembre y queremos que esos comicios se desarrollen en las condiciones lo más normales posibles. No será con un gobierno en prisión que esas elecciones sean neutrales, independientes y normales”.