Cazorla casi pierde la pierna y ahora está cerca de regresar a las canchas

¿Se acuerdan de Santi Cazorla, el escurridizo mediocampista con un toque de balón increíble que juega para el Arsenal y para la selección española de futbol? bueno, pues el jugador Gunnner habló con el diario MARCA sobre las lesiones que lo han mantenido alejado del campo. Todo empezó cuando en un partido amistoso contra Chile en 2013 se vio obligado a salir de cambio por un golpe en el tobillo que le ocasionó una fisura en el hueso, a partir de ese momento todo comenzó a suceder.

En el deportes siempre hemos visto como jugadores arriesgan el físico en cada jugada y algunos juegan a pesar del dolor ocasionado por alguna lesión, pues eso hizo Cazorla. El español continuó jugando lastimado, y según él aprendió a manejar el dolor hasta que entraba en calor, pero confesó que había ocasiones en las que lloraba del dolor durante el descanso entre medios.

En el 2015 fue operado por una rotura de ligamento en la rodilla izquierda, y regresó a las canchas tras su debida recuperación pero todavía sin haberse atendido el tobillo. Fue hasta un año después cuando el español decidió operarse porqué ya no soportaba el dolor que le provocaba. La operación en teoría fue un éxito y se suponía que solamente requería de tres semanas de reposo, pero ni él ni los doctores vieron venir lo que pasó.

Tras retirarle los puntos de sutura la herida se abría constantemente  y Cazorla tuvo que ser operado en OCHO, sí, OCHO operaciones en el tobillo durante un año. Para todo esto Cazorla todavía tuvo participación con el Arsenal porque los doctores consideraban que el problema de la cicatrización no era tan grave. Pero hubo un momento en el que la herida se infectó y empezó a descomponer parte del pie del mediocampista. (abusasdos, la imagen está fuerte)

Foto cortesía MARCA

Cazorla se cansó de no ver resultados en Inglaterra, y acudió con Mikel Sánchez en España. Cuándo el médico español vio el daño en el tobillo de Cazorla le sorprendió que todavía pudiera caminar y algunos meses antes hasta jugar. Esto fue lo que dijo al diario español, “vio que tenía una infección tremenda que me había dañado parte del hueso calcáneo y comido el tendón de Aquiles, ¡me faltaban 8 centímetros!”. ¿Se imaginan andar caminando por la vida sin 8 centímetros de tendón de Aquiles?

Cazorla se sometió a un tratamiento de antibióticos para atacar las bacterias, de no haberse tratado las posibilidades de perder la pierna por una infección sanguínea eran muy altas.  El 29 de mayo de este año el doctor Sánchez realizó el último procedimiento quirúrgico para reconstruir el tendón de Aquiles, la mitad del tatuaje del nombre de su hija en el antebrazo ahora es parte de su pierna.

Foto cortesía Pablo Garcia / Marca

Cazorla está en rehabilitación desde julio y planea regresar a las canchas en poco tiempo, el mediocampista español tiene contrato con el Arsenal hasta noviembre del 2018.